Público
Público

El líder opositor iraní pide al Gobierno que cese intimidaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder opositor iraní Mirhosein Musavi dijo que el Gobierno debería dejar de intimidar a la gente para intentar cambiar sus posturas políticas, informó el domingo una página de Internet favorable a las reformas.

Estas declaraciones se producen antes de un encuentro de moderados para recordar la muerte de una pareja de nacionalistas disidentes que fueron asesinados por agentes "incontrolados" en 1998.

"El Gobierno no debería intimidar a las personas para que cambien de camino (...) Este movimiento continuará y nosotros estamos dispuestos a pagar cualquier precio", dijo Musavi, según le citó la web Kaleme.

La policía se enfrentó con seguidores de Musavi el 4 de noviembre en Teherán, cuando una manifestación que conmemoraba el 30 aniversario del asalto de la embajada estadounidense acabó en violencia.

Las fuerzas de seguridad han advertido a la oposición que no participe en "disturbios callejeros", para intentar evitar una repetición de las protestas que estallaron tras las polémicas elecciones presidenciales del 12 de junio, en las que resultó reelegido el presidente Mahmud Ahmadineyad.

Estas revueltas fueron las peores en el país desde la revolución islámica de 1979. Las autoridades han negado que manipularan los resultados y han asegurado que las protestas fueron una maniobra con apoyo exterior para socavar el estado islámico.

Según la oposición, más de 70 personas murieron por la violencia poselectoral. Las autoridades reducen esta cifra a la mitad y añaden que entre los muertos hubo miembros de las fuerzas de seguridad.

Miles de personas fueron arrestadas. Cinco de ellas han sido sentenciadas a muerte y otras 81, condenadas a penas de hasta 15 años.

El domingo, medios iraníes publicaron que un antiguo vicepresidente reformista acusado de propagar los disturbios callejeros fue condenado a seis años. Mohamad Ali Abtahi es uno de los decenas de moderados relevantes que fueron detenidos tras los comicios acusados de intentar derrocar la élite clerical del país. Sería el reformista más importante en ser encarcelado desde entonces.

Abtahi fue vicepresidente durante la presidencia de Mohamed Jatami, entre 1997 y 2005.