Público
Público

Los líderes del APEC esperan la llegada de Barack Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) esperan hoy la llegada a Singapur del presidente estadounidense, Barack Obama, criticado por demorar su compromiso de promover la liberalización del comercio mundial.

A pocas horas de que llegue el avión Air Force One procedente de Japón, varios gobernantes del bloque regional reprocharon a Obama que no haya cumplido su promesa de relanzar las negociaciones de la Ronda de Doha y buscar así una salida a una recesión cada vez más amenazada por la sombra del proteccionismo.

El presidente de México, Felipe Calderón, afirmó que las barreras arancelarias están "matando a las empresas norteamericanas" en el NAFTA, área de libre comercio que comparten ambos países y Canadá.

"La paradoja es que en una economía global, lo que realmente mata a las compañías es la ineficacia y la falta de competencia", explicó Calderón, quien atribuyó esta disfunción a que Obama "está bajo una fuerte presión política a la que no ha respondido".

El presidente chino, Hu Jintao, también se quejó ayer de que sus empresas todavía sufren trabas para entrar al mercado de Estados Unidos a raíz de la fuerte presión de los sindicatos y razones de seguridad nacional en sectores como el armamento.

Por su parte, el líder ruso, Dmitri Medvédev, afirmó que el proteccionismo "solo es una solución a corto plazo" y destacó que hay que reactivar la Ronda de Doha porque "el acceso de los países emergentes a los mercados internacionales es la garantía de su futuro de desarrollo".

Durante las reuniones del APEC, se ha consensuado que la mejor forma de luchar contra el proteccionismo es respaldar sin fisuras las negociaciones para liberalizar el comercio mundial para extender los beneficios del crecimiento a las naciones pobres o en vías de desarrollo a través de la eliminación de todas las trabas al libre intercambio de bienes y servicios.

Esta postura es apoyada por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Las conversaciones de la Ronda de Doha están rotas desde 2005 y fracasarán antes del próximo año si todas las partes implicadas no ejercen una "flexibilidad máxima" en sus posturas enquistadas por el enfrentamiento entre países industrializados liderados por Estados Unidos y emergentes encabezados por China e India, según el bloque regional.

Antes de viajar a Singapur, Obama reafirmó el compromiso de EEUU por desatascar las negociaciones sobre el libre comercio, al tiempo que instó a China y otras economías asiáticas a impulsar su demanda interna y dejar de depender tanto de los consumidores americanos.

Pero algunos de sus socios en Asia dudan de que el fin de los aranceles sea una prioridad real de EEUU, y ofrecen como prueba el retraso en las conversaciones para refrendar un ambicioso pacto comercial con Corea del Sur.

Según los expertos, aunque la economía estadounidense ha experimentado una notable mejoría, se trata de un repunte y no un paso definitivo hacia la recuperación, pues la tasa de desempleo continúa por encima del diez por ciento, entre otros síntomas.

Esta situación ha llevado a que EEUU quiera compartir con China la responsabilidad de arrastrar al mundo a salir del túnel de la crisis.

La reorganización del liderazgo del panorama económico mundial ha sido otro de los grandes asuntos de la agenda de las reuniones del APEC, con China como cabeza visible de una recuperación que será dirigida por Asia y no América, tal y como parecen estar de acuerdo todos.

Obama, quien sin duda será la gran estrella cuando se celebre mañana la última jornada del APEC, subrayó desde Tokio antes de tomar al avión hacia Singapur que no teme al ascenso de China y subrayó que no representa una amenaza, sino una oportunidad para su país.