Público
Público

Los líderes de la UE dan luz verde a la adhesión de Croacia en 2013

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) han dado hoy luz verde a la adhesión de Croacia y han acordado que las negociaciones se cierren antes de fin de mes, con lo que el país estaría en disposición de ingresar en el bloque a mediados de 2013.

En un texto aprobado por la cumbre, los líderes comunitarios piden que el tratado de adhesión se firme antes de fin de año, momento a partir del cuál comenzaría el proceso de ratificaciones en los parlamentos de los Veintisiete.

"Croacia será el vigésimo octavo estado miembro de la Unión Europea", ha declarado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en una rueda de prensa.

En ella ha comparecido también la primera ministra croata, Jadranak Kosor, quien ha asegurado que éste es el "mejor regalo posible" en vísperas del vigésimo aniversario de la independencia del país, que se celebra mañana.

"Es un gran honor y placer el poder declarar que Croacia ha llegado al final de este largo viaje", ha señalado Kosor.

Mientras se completa la adhesión, Bruselas vigilará de cerca que Croacia sigue cumpliendo con sus compromisos de reformas políticas y económicas, a través de un mecanismo exigido por varios Estados miembros tras las malas experiencias con Bulgaria y Rumanía, los últimos países que ingresaron en la UE, en 2007.

Estos dos países lograron un compromiso sobre la fecha de entrada y después descuidaron la continuación de sus reformas, lo que obligó a la UE a retrasar la adhesión en seis meses (el máximo que podía).

Posteriormente, la CE bloqueó temporalmente la entrega de ciertas ayudas europeas a Bulgaria y Rumanía ante la rampante corrupción y la falta de preparación para combatirla.

Hoy, la primera ministra croata se ha comprometido a "seguir trabajando duro" para cumplir con sus compromisos.

Croacia y la UE iniciaron las negociaciones de adhesión en octubre de 2005 y, tras varios períodos de atasco, las retomaron con intensidad en los últimos meses, gracias a las presiones de algunos Estados miembros importantes como Alemania y al impulso de la Presidencia de turno húngara.

La entrada simultánea de diez países en 2004 y los problemas que han supuesto inicialmente Rumanía y Bulgaria generaron en muchos de los miembros de la Unión lo que se denominó "fatiga" respecto al proceso de ampliación.

Croacia será el segundo país resultante de la antigua Yugoslavia que ingresa en la Unión, después de que Eslovenia lo hiciera en mayo de 2004.

Según Van Rompuy, el logro croata debe ser un "ejemplo inspirador" para el resto de estados de la región y una muestra de que con "voluntad política", "consenso" y "trabajo duro" se puede avanzar.

Entre los demás países balcánicos, Macedonia y Montenegro tienen el estatus de candidatos, aunque las negociaciones aún no han comenzado, mientras que Albania y Bosnia-Herzegovina son posibles candidatos, además de Kosovo, cuya independencia no ha sido reconocida por todos los miembros de la UE.

Serbia espera obtener (gracias a la reciente captura del exgeneral serbobosnio Ratko Mladic, saludada hoy por los líderes europeos) el estatus de país candidato en octubre próximo, de forma que las negociaciones puedan comenzar en la primavera de 2012.

Turquía comenzó las negociaciones de ingreso a la vez que Croacia, pero el proceso lleva algunos años prácticamente atascado, además de que la UE ha congelado algunos capítulos de negociación debido a sus diferencias con Chipre.

Además, la UE inició en julio de 2010 las negociaciones de adhesión con Islandia, un país mucho más preparado que los balcánicos.