Público
Público

Liverpool, con otro gran gol de Torres, es semifinalista y le espera Chelsea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Liverpool, con un nuevo gol del español Fernando Torres incluido, derrotó por 4-2 al Arsenal y se clasificó a la semifinal de la Liga de Campeones, en la que le espera el Chelsea, que derrotó por 2-0 al Fenerbahce del brasileño Zico.

En Anfield, con el esperado ambiente mágico que propicia "The Kop", la emblemática grada del Liverpool, los "reds" alcanzaron su tercera semifinal continental en los cuatro años que lleva el español Rafa Benítez en el banquillo.

Para ello, tuvieron que remontar un temprano gol del Arsenal, un conjunto que vuelve a fracasar en su intento por instalarse entre los grandes de Europa; un chasco que recae, sobre todo, sobre el técnico francés Arsene Wenger, incapaz de levantar la copa en el decenio que lleva con los "cañoneros".

El Arsenal tuvo la eliminatoria de cara desde el minuto 13, cuando un disparo del francés Abu Diaby entró por el palo que defendía el español Pepe Reina, pero el conjunto de Rafa Benítez se encontró con el empate cuando peor lo pasaba.

El Liverpool, que estuvo a merced del juego del Arsenal durante media hora, cambió el rumbo de la eliminatoria gracias a un tanto de un defensa, el finlandés Sammi Hyypiä, que festejó con un tanto de cabeza su reciente renovación hasta 2009.

Marcó Hyypiä, el equipo de Benítez recuperó el ánimo y el paso por el vestuario, en el descanso, le sentó bien. El Liverpool presionó en campo contrario en el segundo tiempo y ahogó al Arsenal, que se quedó sin líneas de pase, con Cesc Fábregas menos activo.

Como, además, Fernando Torres aún no había aparecido, el Arsenal tenía motivos para temerse lo peor, porque "El Niño" rara vez falta esta temporada a su compromiso con el gol.

Y lo hizo, como en San Siro, con un gran tanto, gracias a un potente disparo que se coló por una escuadra de la meta de Manuel Almunia (m.69).

Con la eliminatoria perdida, Arsene Wenger sacó dos nuevos atacantes, el holandés Robin van Persie y Theo Walcott y fue el segundo, el internacional más joven de la historia de Inglaterra, el que estuvo a punto de clasificar a su equipo. Se cruzó todo el campo esquivando rivales y dio una asistencia decisiva a Emmanuel Adebayor que el togolés no desaprovechó (m.84).

Pero la alegría no le duró ni un minuto al Arsenal, que de inmediato cometió un penalti sobre el holandés Ryan Babel, que ejecutó Steven Gerrard. Fue decisivo, porque las acometidas finales del Arsenal no lograron ahogar la euforia de la grada de Anfield que terminó entonando otra vez el "you'll never walk alone".

Más clara pareció la otra eliminatoria, donde el Chelsea impuso su favoritismo al Fenerbahce turco, con un tanto de cabeza del alemán Michael Ballack al comienzo (m.4) y otro gol de Frank Lampard, al final (m.87).

Entre medias, el equipo de Zico, que se había impuesto por 2-1 en la ida, dejó una buena imagen y, durante muchos minutos, creyó en la posibilidad de marcar un tanto que le hubiese devuelto la vida en la competición.

Liverpool y Chelsea se volverán a enfrentar en una semifinal de la Liga de Campeones, como ya hicieran en 2005.