Público
Público

Para llegar bien a un maratón, la preparación lo es todo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Dorene Internicola

Mientras unos 42.000 corredores sepreparan para el recorrido del maratón de Nueva York del 2010,los expertos concuerdan en que no hay nada como las carreras delarga distancia para el bienestar del sistema cardiovascular.

Sin embargo advierten que el buen estado físico en general nose construye solamente corriendo. Recorrer esa distancia requiereentrenamiento mental tanto si se trata de un corredor de élitecomo un principiante.

"Si puedes correr un maratón, tienes un muy buen nivel deestado físico cardiovascular", dijo el doctor Henry Williford delAmerican College of Sports Medicine. "Pero a menos de que tengasalgún entrenamiento de resistencia y de peso, tu fortalezamuscular no será tan buena", agregó.

Y desarrollar esos niveles de estado físico es un trabajolento y constante.

Williford, profesor de ciencias del ejercicio en la AuburnUniversity de Montgomery, Alabama, dijo que un principiante puedenecesitar al menos seis meses de entrenamiento para lograr laresistencia para recorrer las 26,2 millas de la carrera deldomingo.

"Pero si entrenas bien", dijo, "debería dar sus frutos".

El doctor Jordan D. Metzl, médico deportivo en el Hospitalfor Special Surgery en la ciudad de Nueva York, insta a todas laspersonas a correr un maratón en algún momento de sus vidas.

"Puedes hacerlo caminando", dijo Metzl, quien correrá, nocaminará, su 29ava maraton el 7 de noviembre. "En televisiónpuedes ver a esas personas realmente rápidas, pero esa no es lamayoría", afirmó.

Uno de los corredores de Metzl es una mujer de 84 años. Otropesa 136 kilos. Ella tuvo un ataque cardíaco y comenzó caminandoy luego con un trote suave. Ahora correrá su tercer maratón. Eldoctor dijo que el recorrido le toma cerca de seis horas.

"Yo pregono preparar el cuerpo con un entrenamiento cruzado",dijo Metzl. "Entrenamiento de fortaleza, salto (...). Siempredigo que si quieres mantenerte corriendo, un buen entrenamientode la parte inferior es clave", sostuvo.

El disfruta de la emoción de los principiantes, pero admiteque son dos veces más propensos a lesionarse.

Un error común es correr con dolor.

"Cualquier dolor cambia el ciclo de tu manera de andar, sedebe revisar", advirtió. "Recuerda que el primer hombre que hizoesto murió al final de la carrera".

Según la leyenda, ese hombre fue Pheidippedes. En el 490 ACcorrió hacia Atenas con la noticia de la victoria de Grecia en labatalla de Maratón. Cuando llegó alcanzó a gritar la victoria ymurió exhausto.

La deshidratación y las lesiones por exigencia son la amenazamás recurrente para los maratonistas, según Polly de Mille, unfisiólogo del Hospital for Special Surgery en Nueva York.

"Los calambres son el problema que hace que las personasabandonen o disminuyan el ritmo, o no tener combustible para queel cuerpo funcione realmente bien", dijo Mille, una exmaratonista.

Añadió que los participantes deberían correr su últimacarrera larga de entrenamiento dos semanas antes del maratón.

"Ahora el entrenamiento es en la banca. Es mejor ir a unacarrera un poco por debajo del entrenamiento quesobreentrenado".

Los principiantes, dijo, deben esforzarse por lograrautocontrol.

"Es difícil no empezar corriendo rápido cuando llegas a laPrimera Avenida. Es tentador dejarse llevar. Pero todavía quedapor recorrer el Bronx", explicó, en referencia a las áreas quecubre el maratón.