Público
Público

Localizan en Sudán a la banda que mantiene secuestrados a once turistas europeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Sudán anunció hoy que ya ha localizado en su territorio a la banda de secuestradores que mantiene cautivos desde el viernes pasado a once turistas europeos y a ocho ciudadanos egipcios, y asegura que el lugar está cercado por fuerzas de seguridad.

El anuncio se conoció mientras en El Cairo y en Jartum se insistía en que existen negociaciones en curso para lograr la libertad de los rehenes, en las que están involucradas autoridades alemanas.

Los secuestrados son cinco alemanes, cinco italianos y un rumano y sus ocho acompañantes de origen egipcio, la noticia del secuestro fue dada a conocer después de que el dueño de la agencia de viajes llamara por teléfono a su mujer, de origen alemán.

Los turistas y sus acompañantes fueron apresados en el suroeste de Egipto, cerca del trifinio que forma ese país con Sudán y Libia, cuando realizaban una ruta poco habitual y después los secuestradores les trasladaron a territorio sudanés.

Ahora se encuentran en la zona conocida como Monte Al Auinat, a 27 kilómetros de la frontera con Egipto, según informó en una rueda de prensa el director de Protocolo del Ministerio de Asuntos Exteriores sudanés, Ali Yusef.

El alto funcionario señaló que, una vez localizado el grupo, fuerzas de seguridad sudanesas, con la participación de miembros del servicio de inteligencia egipcio, han cercado la zona de Monte Al Auinat.

Yusef señaló que, aunque estén ahora en territorio sudanés, los secuestradores son egipcios. Desde que se conoció el suceso, ayer, hubo versiones que hablaban sobre la posibilidad de que los captores fueran egipcios, sudaneses o incluso chadianos.

El alto funcionario sudanés confirmó que se están llevando a cabo negociaciones para lograr la liberación de los rehenes, algo que también han confirmado desde El Cairo fuentes del Gobierno egipcio.

El ministro de Turismo egipcio, Zuhair Garana, explicó a Efe que había recibido informaciones de la embajada alemana en El Cairo que confirmaban que el Gobierno de Berlín estaba negociando con los secuestradores, aunque sin dar detalles.

El Gobierno alemán, añadió Garana, "está realizando los máximos esfuerzos para liberar a los rehenes tan pronto como sea posible". Pero el alto funcionario egipcio no confirmó si en estas gestiones participan representantes del Gobierno de El Cairo.

En Jartum, el subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores sudanés, Motref Sadiq, afirmó hoy que se tratará "con cautela" a los captores de los turistas europeos "por temor a que cometan una acción inesperada".

Las autoridades egipcias insisten en que se trata de una banda de delincuentes comunes y descartan que haya motivos ideológicos detrás de este delito.

Aunque en los últimos veinte años más de un centenar de extranjeros han sido asesinados en Egipto por grupos radicales islámicos, esta es la primera ocasión que se conoce de un secuestro de turistas para intentar cobrar un rescate.

De momento, las dos principales organizaciones rebeldes de la región de Darfur, en el oeste de Sudán, negaron hoy su implicación en este caso, según informó la agencia oficial egipcia MENA.

El Movimiento Para la Justicia y la Igualdad condenó la toma de visitantes extranjeros como rehenes, mientras que el Movimiento de Liberación de Sudán (Darfur) calificó el hecho como una "acción delictiva".

No existen informaciones precisas sobre el monto del rescate. Según el diario gubernamental egipcio "Al Ahram", los secuestradores han solicitado ocho millones de dólares, mientras que otros medios de comunicación dicen que puede llegar a quince millones de dólares.

Con el fin de buscar a la banda de secuestradores, Sudán aceptó que aviones y helicópteros egipcios sobrevolaran su espacio aéreo, en la zona fronteriza, un gesto poco frecuente entre los dos países.

Las aeronaves egipcias escrutaron ayer y hoy el territorio sudanés fronterizo con Egipto, según se confirmó desde Jartum.

El caso está rodeado de gran hermetismo oficial que impide conocer el origen de la banda de secuestradores y el monto del rescate, y a ello se unen las versiones contradictorias que se han dado desde El Cairo sobre la suerte de los rehenes.

Anoche, en Nueva York, el ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, Abul Gheit, anunció que los turistas habían quedado en libertad, al conversar con los periodistas antes de reunirse con la secretaria de Estado estadounidense, Concoleezza Rice.

Pero horas después, su portavoz, Hosan Zaki, desmintió tal liberación y dijo que el ministro no contaba con información "precisa" y por eso informó erróneamente de la puesta en libertad de los turistas y de sus acompañantes egipcios.