Público
Público

La lucha contra el delito en Italia se amplia a las prostitutas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi ha abierto un nuevo frente en su lucha contra eldelito con nuevas leyes destinadas a limpiar de prostitutas las calles de país y castigar a los clientes y proxenetas.

Los burdeles y los distritos de prostitutas han sido ilegales en Italia desde 1958, pero las profesionales del sexoofrecen sus servicios en las aceras de las principales calles a plena luz del día.

Muchas de las aproximadamente 70.000-100.000 meretrices que hay en Italia son de Europa del Este y África, amenudo inmigrantes ilegales que son vulnerables a la explotación.

Retirarlas de las calles es parte de una iniciativa mayor para abordar los temores de la opinión pública respecto aldelito, del que políticos y medios culpan a los inmigrantes ilegales.

Además de nuevas leyes contra la inmigración ilegal y el delito en las calles, el Gobierno conservador ha sacado alEjército a la vía pública para ayudar a la policía.

La ministra de Igualdad de Oportunidades, Mara Carfagna, dijo que este proyecto era la primera acción que Italiahabía tomado contra la prostitución en 50 años.

"En Italia, como en la gran mayoría de los países occidentales, la prostitución en sí no es un delito", dijo Carfagna alos periodistas.

"Como mujer, me horroriza, no entiendo cómo alguien puede vender su cuerpo en la calle por dinero. Pero me doycuenta de que existe y, como las drogas, no va a ser eliminada", añadió.

"Intentamos hacerlo más difícil y combatir las organizaciones criminales que sacan un beneficio obsceno reduciendoa estas mujeres a la esclavitud", dijo Carfagna.

Los críticos dicen que criminalizar la prostitución en las calles forzará a las mujeres a trabajar a puerta cerrada,donde puede haber más riesgos de violencia y abusos.

Sin embargo, el proyecto se remitirá al Parlamento, donde Berlusconi cuenta con una mayoría sólida.

La ley introduce penas de cárcel de hasta dos semanas y multas de hasta 3.000 euros para quienes vendan ocompren sexo en público. El sexo con prostitutas menores, de entre 16 y 18 años, conllevará penas de hasta cuatroaños de cárcel y multas de hasta 6.000 euros, y pagar por acostarse con niños de menos de 16 tendrá penas másduras.

Quienes actúen de proxenetas de menores de 18 afrontarán penas de hasta 12 años y multas de hasta 150.000euros.

/Por Stephen Brown/