Público
Público

Lufthansa y Ver.di acuerdan un aumento salarial en dos fases

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La aerolínea alemana Lufthansa y el sindicato Ver.di llegaron hoy a un acuerdo para el personal de cabina y tierra que contempla un aumento salarial en dos fases que pondrá fin a la huelga iniciada el lunes.

Según informó el director de recursos humanos de la compañía, Stefan Lauer, el acuerdo prevé para el personal de tierra una subida global del 7,4 por ciento en casi dos años.

La primera subida será del 5,1 por ciento y tendrá efectos retroactivos con fecha del 1 de julio, y el segundo aumento se realizará a partir de julio de 2009 y será del 2,3 por ciento.

Además, se acordó una paga extraordinaria única que oscilará entre el 1,5 y el 2,4 por ciento, dependiendo del departamento.

Teniendo en cuenta de que el convenio tendrá una vigencia de veintiún meses, esto implica de facto un incremento de los salarios del 4,2 por ciento anual.

Para el personal de cabina, la subida porcentual será idéntica, pero se tendrán en cuenta detalles que se ajusten a la situación diferenciada de estos puestos de trabajo.

El sindicato Ver.di anunció que suspenderá las acciones de huelga con el primer turno del sábado; Lufthansa, sin embargo, precisó que el plan de emergencia no se podrá revocar antes del lunes.

Este plan contempla una reducción de la oferta en un diez por ciento, lo que se traduce en la cancelación diaria de 128 vuelos, 28 de ellos de larga distancia.

Lauer calificó el acuerdo de doloroso, pero señaló que gracias a que el convenio tiene una vigencia de veintiún meses, es justificable.

La huelga indefinida había comenzado el lunes pasado, después de que Ver.di rechazara la oferta de Lufthansa de aumento salarial del 6,7 por ciento en casi dos años, además de una paga extraordinaria única, lo que de facto se hubiera traducido en un incremento anual del 3,35 por ciento.

El sindicato exigía para unos 50.000 empleados de cabina y tierra un aumento del 9,8 por ciento y un convenio con una vigencia de sólo un año.

El primer día de huelga transcurrió sin contratiempos para los pasajeros, puesto que tuvo lugar básicamente en el catering y mantenimiento, y Lufthansa había logrado contratar servicios externos.

A partir del segundo día, sin embargo, al compañía empezó a tener que cancelar vuelos, básicamente porque aumentó sensiblemente el número de aviones que no podían pasar el control de mantenimiento por falta de personal.

Según informaciones de expertos no confirmadas por la compañía, el daño económico de la huelga para Lufthansa puede haber ascendido a cinco millones de euros diarios.