Público
Público

Madrid traslada a Cruz Roja la extracción de sangre en la calle "para ahorrar"

El personal del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid denuncia que 14 trabajadores perderán su empleo. Sanidad arguye que elimina el servicio público para "evitar duplicidades".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La gestión de las donaciones de sangre extra-hospitalarias en la Comunidad de Madrid va a dejar de ser 100% pública. La Consejería de Sanidad ha comunicado a los trabajadores del Centro de Transfusión de la región que el departamento que dirige Javier Fernández Lasquetty trabaja en el borrador de un acuerdo con Cruz Roja para que esta institución humanitaria asuma íntegramente la captación en la calle. Hasta ahora, tanto Cruz Roja como el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid extraían sangre (en la calle y en sus propios centros), la procesaban, la almacenaban y la distribuían a los hospitales. Si este convenio se aprueba, Cruz Roja se encargará exclusivamente de la extracción de sangre en los autobuses y el centro de transfusión asumirá el resto del proceso, además de la extracción que ya practicaba en sus instalaciones.

El objetivo de este cambio, según la Consejería de Sanidad, es 'evitar duplicidades' y arguye que la Comunidad de Madrid es la única autonomía —junto con Asturias— que tiene dos centros de transfusión de sangre. El departamento de Lasquetty afirma que 'no se traspasa la recogida de sangre' a Cruz Roja sino que 'se integra la actividad de Cruz Roja con la del centro de transfusión'. Para los trabajadores, en cambio, es un claro un intento de 'ahorrar' en la gestión de la donación de sangre extra-hospitalaria. 'Habrá 130 trabajadores afectados por el cambio, de los que 14 puede que acaben en la calle', advierten fuentes de los empleados del centro. Sin embargo, la consejería afirma que los trabajadores afectados por la modificación serán la mitad y que el objetivo del departamento 'no es el ahorro ni la amortización de plazas'.

Los trabajadores conocieron las intenciones de la consejería el pasado lunes, en una reunión convocada por el director general de Recursos Humanos. Aun así, no pudieron consultar el borrador del convenio. 'Nos dijeron que no se nos va a facilitar hasta que el acuerdo con Cruz Roja sea definitivo', cuenta a Público uno de los delegados de CCOO en el centro público, Luis Alberto Richart, que añade que los trabajadores recibieron la noticia con cierta 'intranquilidad'. El comité de empresa, de hecho, ya está analizando la situación para plantear alternativas a la consejería.

En virtud de este acuerdo, desaparecería el centro de transfusiones de la Cruz Roja, donde se extrae, se analiza y se distribuye sangre a hospitales. El departamento de Lasquetty insiste en que a pesar del cambio, los recursos no disminuirán porque la flota de autobuses de extracción de sangre del centro público seguirán funcionando, aunque con el logotipo de la Cruz Roja junto al del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). 

Los trabajadores recuerdan que sólo el centro de transfusión tiene potestad para extraer sangre en la calle, dado que el Decreto 44/1988 de 28 de abril por el que se crea la instalación pública señala que el centro 'asumirá [...] de forma exclusiva y excluyente, la función de programación de las campañas de extracción extrahospitalaria [...] y la distribución de sangre y hemoderivados a todos los centros públicos y privados del territorio de la Comunidad de Madrid'. Aun así, Richart añade que este mismo decreto también contempla la firma de convenios como el que está a punto de llevarse a cabo. En la disposición adicional segunda 'se autoriza al consejero de Salud para que firme cuantos convenios sea necesario formalizar con el Insalud y otras entidades, en orden al mejor cumplimiento de los fines que tenga encomendados el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid'.