Publicado: 10.05.2014 11:27 |Actualizado: 10.05.2014 11:27

Madrid, la última gran ciudad española en sumarse al alquiler de bicicletas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La bicicleta es el medio de transporte más barato y ecológico para desplazarse por la ciudad, argumento que a buen seguro habrá influido en la progresiva implantación de sistemas de alquiler de bicis públicas en España, con Madrid como la última gran ciudad en apostar por la bicicleta.

La capital pondrá a disposición de sus vecinos próximamente un total de 1.580 bicicletas -todas ellas con motor eléctrico de ayuda al pedaleo-, el mismo servicio que se presta por ejemplo en San Sebastián, localidad pionera al respecto en Europa.

"La Bella Easo" o "Perla del Cantábrico" puede presumir de tener una de las mayores redes de carriles-bici de España y por ella transitan desde hace un año alrededor de 100 vehículos de este tipo, muy similares a los que se podrán alquilar en Madrid.

La capital pondrá un total de 1.580 bicicletas 

Barcelona, por su parte, cuenta desde el año 2007 con 6.000 bicicletas públicas repartidas entre 420 puntos de estacionamiento a lo largo y ancho de la Ciudad Condal, lo que representa la mayor flota de bicicletas públicas de España.

Acto seguido en el ránking despunta Valencia, con 2.750 bicicletas superando en 250 a Sevilla, que cuenta con 2.500 vehículos en 250 puntos de recogida instalados desde el año 2007, sólo tres años después de que Vitoria pusiera en marcha el primer sistema de alquiler en España que, sin embargo, interrumpió su actividad en 2012.

Zaragoza, la quinta ciudad española en términos poblacionales, se adaptó a las nuevas necesidades de sus ciudadanos en el año 2008; desde entonces han pasado cinco años y la capital del Ebro ya tiene 1.300 bicicletas que los zaragozanos pueden alquilar para desplazarse por la capital de una forma más saludable.

De enhorabuena están en Valladolid, donde el pasado 6 de mayo su sistema de alquiler cumplió su primer año de vida dotando a la ciudad de 260 vehículos que los vallisoletanos no dejan de usar pese a las inclemencias meteorológicas propias del invierno castellano.

Sin embargo estos servicios no son exclusivos de las grandes localidades ya que en Valdepeñas, un municipio de Ciudad Real que ronda los 30.000 habitantes, se ofrecen 50 bicis para uso y disfrute de sus vecinos; mientras que a orillas del Cantábrico, en Santander, ya hay 200 bicicletas susceptibles de alquiler entre vecinos y turistas que se pueden recoger en 17 puntos distribuidos por toda la ciudad.

El precio del abono anual en España oscila entre los 25 y los 45 euros  

El precio del servicio es muy similar en todos los municipios y oscila entre los 25 y 45 euros por el abono anual, aunque en cada caso el sistema tiene sus peculiaridades tarifarias.

En algunas ciudades, como Barcelona, se regala al usuario la primera media hora de trayecto mientras que en otras, como en Madrid, se empezará a cobrar desde la primera pedalada.

Internacionalmente los sistemas públicos de alquiler de bicicletas tampoco son ninguna novedad y grandes capitales mundiales como París (Francia), Viena (Austria), Pekín (China), Estambul (Turquía), Washington DC (Estados Unidos), Milán (Italia) o Moscú (Rusia) se abrieron a las bicicletas hace varios años con flotas que oscilan entre los 17.000 vehículos disponibles en la capital francesa y los 100 de Estambul.

Destaca por pionera la capital austríaca, donde se alquilan bicicletas desde 2003; Washington DC, donde el abono anual se eleva hasta los 80 dólares (60 euros al cambio), por cara; o Milán por innovadora, ya que mirando hacia la Expo 2015 ampliará su parque móvil con 1.000 nuevas bicicletas eléctricas similares a las que se verán en Madrid.