Público
Público

La magia de Messi acabó con la condición de invicto de Osasuna en el Reyno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La magia del jugador argentino del Barcelona Lionel Messi, el mejor del partido de anoche en el estadio Reyno de Navarra, acabó con la condición de invicto de Osasuna en el campo pamplonés desde el 21 de marzo.

A pesar de la surrealista jornada vivida en torno al viaje del Barcelona a Pamplona, adonde el equipo azulgrana llegó rebasado el tiempo de la hora fijada para el comienzo del encuentro, Osasuna sólo pudo resistir a la máquina catalana 25 minutos, hasta el primer gol conseguido por el tinerfeño Pedro a pase de Messi.

El internacional argentino, al margen de un tiro al poste y del control global del juego, sentenció a los 'rojillos' por velocidad para marcar en un contraataque en la segunda parte y al final del partido, ya con todo decidido, su segundo gol, esta vez de penalti.

De esta forma, Osasuna se despidió de una racha en casa de 12 partidos invicto, desde que el 21 de marzo le ganara el Racing 1-3, tiempo en el que el conjunto de José Antonio Camacho había sumado siempre, con un balance de 7 victorias y 5 empates.

La de anoche era la prueba más complicada de la temporada en el Reyno de Navarra y el equipo pamplonés dijo adiós, eso sí ante el líder, a una trayectoria que le hacía sostenerse en mitad de la tabla clasificatoria, ya que sus números fuera son preocupantes.

Las tres últimas victorias en Pamplona, contra el Málaga, el Hércules y el Sporting, frente a los que no encajó ni un gol, le hicieron coger un colchón de 5 puntos sobre el descenso, pero con su primera derrota en casa ahora está más necesitado de romper la estadística en sus desplazamientos.

Osasuna no gana fuera desde el 31 de enero, tiempo en el que sólo ha sumado un punto de los 45 disputados, en el empate a cero en Coruña esta temporada, campaña en la que sólo ha marcado un gol lejos de Pamplona, y de penalti, en la derrota en Santander.

Los 'rojillos' despedirán el año como visitante el lunes día 13 en Mestalla ante el Valencia y cerrarán 2010 en casa contra el Zaragoza, con el objetivo de al menos sumar los tres puntos ante el cuadro aragonés al ser un rival directo en la lucha por evitar el descenso.