Público
Público

La mano derecha de Botella, en el botellón del Orgullo

Miguel Ángel Villanueva, vicealcalde de Madrid, ha disfrutado de las fiestas junto a otras personas que beben en la calle, a pesar de que su partido, el PP, impone la ley antibotellón en la capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las fiestas del Orgullo LGTB que se celebran desde principios de semana en Madrid, han vuelto a dejar de manifiesto la doble moral del PP, esta vez encarnada en la persona de la mano derecha de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en el consistorio de la capital. Miguel Ángel Villanueva, vicealcalde de la ciudad, asistió al pasado jueves a uno de los botellones que están teniendo lugar en los últimos días en las calles madrileñas, a pesar de que su partido impulsó y aprobó en 2002 la conocida como ley antibotellón que prohíbe consumir bebidas alcohólicas en la vía pública.

Según revela El Mundo en su edición de hoy, Villanueva fue visto el jueves en la calle de San Marcos de la capital, acompañado por varios ciudadanos que bebían cerveza en la calle, sin que el vicealcalde les reprochara esa actitud que, según la norma citada anteriormente y que aplica el propio Ayuntamiento de Madrid, se castiga con una multa de 300 euros.

Se da la circunstancia de que durante las fiestas del Orgullo, el consistorio permite la instalación de numerosas barras en las calles del barrio de Chueca y de otras calles adyacentes, lo que genera un consumo de alcohol en la calle permitido de facto. El artículo mencionado explica que consultado al respecto, el Ayuntamiento de Madrid insistía en que durante las fiestas el consumo de alcohol está permitido 'como el cualquier momento, sólo en las terrazas y los veladores colocados en la calle'. Pero Villanueva, que acumula una dilatada carrera en la administración madrileña, hizo caso omiso a la normativa que aplica su propio consistorio.

El ahora vicealcalde entró en la política con tan sólo 17 años, cuando se afilió a Democracia Cristiana, aunque su trayectoria ha estado ligada en todo momento al PP y, en concreto,  a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y al exalcalde de la capital y ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. 

Comenzó su carrera en la Asamblea de Madrid en 1995, donde fue diputado, miembro de la mesa del Parlamento e incluso portavoz del Grupo Popular. También fue viceconsejero de Presidencia de la Comunidad cuando la presidía Gallardón, y fue senador en representación de Madrid. Hasta la llegada de Botella al consistorio, era concejal de Economía, Empleo y Participación Ciudadana.