Público
Público

La Marcha Mundial por la Paz llega a Bolivia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia llegó ayer a Bolivia desde Lima encabezada por el humanista español Rafael de la Rubia, quien participó en una concentración de cientos de personas en el centro de la ciudad de La Paz.

De la Rubia y una veintena de miembros del movimiento llegaron esta noche al aeropuerto de la ciudad de El Alto, donde fueron declarados huéspedes ilustres, y después se dirigieron a la plaza San Francisco de La Paz, donde les esperaban seguidores de su causa.

El humanista español dijo a Efe que "la Marcha ha pasado por lugares muy conflictivos y también por lugares donde se respiran otros aires en Latinoamérica".

"Pasar por Costa Rica y Panamá que han eliminado el Ejército va sumando, venir de Ecuador donde acaban de cerrar la base de Manta que tenían los norteamericanos y llegar a Bolivia que ha sido el primer país que ha rechazado en su Constitución la guerra como forma de resolución de conflictos, son indicadores importantes para el mundo", apuntó.

Comentó que esa forma de actuar es algo que se debe potenciar y que "los países que se llaman civilizados deberían poner el ojo y el oído en esas naciones que dan un ejemplo al mundo".

A media mañana de hoy, una decena de hombres y mujeres sorprendió en el centro paceño al realizar semidesnudos una convocatoria a sumarse a la marcha y exhibir en sus torsos consignas contra la violencia y las guerras.

El vocero de los humanistas de Bolivia, Alejandro González, dijo que "es muy importante el paso de la Marcha Mundial por Bolivia" porque se trata de "un proceso de vanguardia que está transformando, que está haciendo una revolución sin utilizar la violencia".

La Marcha comenzó el pasado 2 de octubre en Wellington, Nueva Zelanda, y culminará el 2 de enero de 2010 al pie del monte Aconcagua, en Argentina, después de haber recorrido 100 países.

El grupo se trasladará mañana al complejo de Tiahuanaco, en el altiplano de Bolivia, para realizar una ceremonia andina con la posible participación del presidente de Bolivia, Evo Morales.

Después de Tiahuanaco, el grupo volverá al sur de Perú, a Arequipa, para ingresar después hacia los puertos del norte de Chile y trasladarse luego a Santiago.