Público
Público

Margallo traslada formalmente a Londres su deseo de negociar sobre Gibraltar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha trasladado hoy formalmente al Gobierno del Reino Unido su deseo de reanudar la negociación sobre la soberanía de Gibraltar, a pesar de la negativa de Londres a hacerlo sin el consentimiento de los habitantes de la colonia.

García-Margallo ha hecho esta solicitud al secretario de Estado británico para Europa, David Lidington, en la reunión mantenida durante su visita de trabajo a Madrid, según informa la Oficina de Información Diplomática (OID) en un comunicado.

El ministro le ha comunicado "el deseo de progresar en todo lo relacionado con Gibraltar, lo que debe incluir un diálogo con el Reino Unido en cuestiones de soberanía", señala la nota.

A la reunión han asistido los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, y para la UE, Íñigo Méndez de Vigo.

García-Margallo ha manifestado su voluntad de mantener con Londres "las mejores relaciones" respecto al contencioso del Peñón, por lo que considera que "la agenda no debe tener ninguna limitación de contenidos".

También le ha dejado clara la postura de España a favor de que el formato del Foro de Diálogo, creado por el Ejecutivo del PSOE en 2004 para fomentar la cooperación, sea "ampliado" para que estén representados el Campo de Gibraltar y la Junta de Andalucía, de modo que haya "simetría" en la participación de las autoridades de un lado y otro de la Verja.

La delegación española ha abogado además por la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores españoles en Gibraltar, que rondan los 4.000, añade el comunicado de la OID.

García-Margallo ha transmitido este mensaje horas después de que Lidington reafirmara el rechazo a volver a dialogar sobre la soberanía de la colonia o el cambio de su estatus sin contar con los gibraltareños.

"No vamos a participar en ningún proceso de negociación a menos que se haga con el beneplácito del Gobierno gibraltareño", zanjó el secretario de Estado británico en un coloquio celebrado en un hotel madrileño.

Como ya hiciera el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, la semana pasada, Lidington ha reivindicado el derecho de los llanitos a decidir "libremente" su futuro.

Antes de su reunión con el secretario de Estado británico, García-Margallo, en declaraciones a los periodistas en la sede del Instituto Cervantes, le ha replicado que los argumentos de Londres para rechazar el diálogo contravienen "absolutamente" tanto el Tratado de Utrecht (1713), raíz del litigio, como la Declaración de Bruselas (1984).

El Proceso de Bruselas, que establecía una negociación hispano-británica sobre el dominio del Peñón, no reconocía el derecho de autodeterminación de los gibraltareños.

Este marco de diálogo se prolongó hasta 2002, cuando Madrid y Londres estuvieron a punto de cerrar un acuerdo para compartir la soberanía de la colonia.

Gibraltar ha sido uno de los asuntos en los que García-Margallo se ha volcado más desde que llegó al cargo el pasado 22 de diciembre.

"Esta broma se ha terminado. La política sobre Gibraltar la vamos a cambiar", anunció el ministro el pasado 24 de enero.

Además de este contencioso, García-Margallo ha pasado revista con Lidington a los principales asuntos de interés común.

Ambos han constatado la "buena situación de las relaciones económicas bilaterales" y han abogado por seguir intensificándolas, se afirma en la nota.

El Reino Unido ha sido uno de los principales receptores de inversiones españolas en los últimos diez años.

García-Margallo y Lidington han hablado también de la situación económica de la UE y de cuestiones del ámbito internacional, como la política europea hacia el Norte de África.