Público
Público

Más de 17.500 niños en España llevan el apellido de su madre en primer lugar

La tendencia a anteponer el apellido materno ha sido creciente en los últimos siete años. Hasta el pasado 30 de junio se seguía dando preferencia al paterno en caso de no haber consenso.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

La tendencia a anteponer el apellido materno ha sido creciente en los últimos siete años. - EUROPA PRESS

Un total de 17.643 niños españoles ya llevan el apellido de su madre en primer lugar, según los datos de los principales Registros Civiles de toda España desde el año 2010. La tendencia a anteponer el apellido materno ha sido creciente en los últimos siete años Así, en 2010 fueron 1.546 los bebés inscritos con el apellido materno en primer lugar; en 2011, un total de 2.336; en 2012, 2.677; en 2013, 2.632; en 2014, 2.676; en 2015, 2.823; y en 2016, 2.953.

Desde el año 2000 se permite inscribir al niño con el apellido de la madre en primer lugar, si los padres envían una solicitud al Juez encargado del Registro Civil y una declaración de mutuo acuerdo. Si bien, hasta el pasado 30 de junio de 2017, en caso de no existir consenso, se daba preferencia por defecto al apellido paterno.

A partir de la entrada en vigor a finales del pasado mes de junio del artículo de la reforma del Registro Civil referido al orden de los apellidos, los progenitores deben ponerse de acuerdo en el plazo de tres días y en caso de desacuerdo, el encargado del Registro Civil deberá decidir el orden pero no poniendo el del padre en primer lugar por defecto sino teniendo en cuenta el interés superior del menor.

Si bien, los extranjeros residentes en España no se beneficiarán de esta modificación ya que solo pueden acogerse a la ley de su país de origen y, en el caso de que esta no contemple la posibilidad de decidir el orden de los apellidos, como ocurre desde el 30 de junio en España, no podrán acogerse a este derecho.

Por ejemplo, los marroquís ─una de las nacionalidades mayoritarias entre los 4,4 millones de extranjeros que viven en España─ deberán seguir poniendo únicamente el apellido paterno a la hora de registrar a sus hijos, tal y como establece la legislación de Marruecos.

Por su parte, los británicos ya venían eligiendo el orden de los apellidos ya que en Reino Unido no es obligatoria la prevalencia del paterno, aunque es lo más habitual. De hecho, los padres pueden poner a su hijos el apellido que consideren, siempre que no sea ofensivo, en cuyo caso, el funcionario del registro puede negarse.