Público
Público

Mas advierte de que el Gobierno puede subir los impuestos especiales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder de CiU, Artur Mas ha advertido hoy de que el Gobierno puede estar planeando una futura subida de los impuestos especiales -los que graban combustibles, alcohol y tabaco-, dentro del reajuste para reconducir el déficit fiscal.

"En poco tiempo nos veremos con propuestas de subida de los impuestos especiales", ha advertido el candidato de CiU a las próximas elecciones autonómicas catalanas a la Generalitat.

Mas se ha mostrado contrario a la oportunidad de este tipo de iniciativas ya que desde su partido "no somos partidarios de incrementar la presión fiscal y subir algunos impuestos, ya que en este momento el consumo está estancado. En un momento así no se puede, por ejemplo, subir indiscriminadamente el IVA".

El presidente de CiU ha criticado que "el único impuesto que no se ha subido es el de Sociedades, que lo paga poca gente porque hay pocos beneficios", y que "esto no quiere decir que en el futuro no se tenga que subir selectivamente algún impuesto", pero no en el momento en que se puede afectar la recuperación".

En opinión de Mas, esta política fiscal ha sido la principal razón por la que desde CiU,"no confiamos en la política económica del actual Gobierno español y creemos que se debería hacer otra política".

Artur Mas también ha criticado la subida del tramo del IRPF a las rentas más altas por parte de la Generalitat, que su partido ya ha anunciado que retirará y que ha calificado de "demagógica".

Como ejemplo de despropósito presupuestario del tripartito, ha señalado que "en el 2012 la Generalitat recaudará por esta subida un total de 70 millones, cuando se ha gastado en el nuevo aeropuerto de Lleida un total de 97 millones".

Las andanadas de Mas también se han centrado en la reforma laboral, "que se ha quedado coja, no complace a nadie ni a empresarios y ni a trabajadores, ni tan sólo al Gobierno"

A pesar de ello, Artur Mas se ha mostrado esperanzado de que la reforma laboral pueda recibir el plácet de los mercados exteriores, "algo que veremos los próximos meses".

El líder convergente ha afirmado también que "una reforma laboral no se hace para castigar a los trabajadores, se hace porque tenemos una tasa de paro del 20% con una fuerte presencia de temporalidad", con lo que es evidente que el sistema de relaciones laborales no funciona.

En opinión de este político catalán "el problema a nivel español es que Zapatero dijo que no se tocaría nada que de los derechos laborales de los trabajadores y luego ha hecho exactamente lo contrario, por lo que hay una desconfianza general hacia las políticas del Gobierno".

"De la lista de engañados de Zapateros nosotros hemos sido los primeros y ha acabado con los sindicatos engañados, que eran los principales socios. Y cuando una política se fundamenta en engañar a casi todo el mundo nos lleva a donde nos lleva", ha puntualizado Artur Mas.

En su intervención se ha lamentado de que en política económica "sólo los nacionalistas vascos y catalanes son los que están haciendo los deberes en los temas claves de la economía, a veces nosotros, a veces los nacionalistas vascos, aunque luego somos partidos que somos desalojados del poder cuando necesitamos ayuda".

"Pero son los partidos nacionalistas -ha recordado Mas- los que responden con sentido de Estado, un sentido del que luego carecen los grandes partidos nacionales, como se demostró el pasado mes de mayo".