Público
Público

"Se me caían las lágrimas de los ojos"

El ex canciller, Helmut Schmidt, dice que no esperaba estar vivo cuando se produjera la reunificación alemana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al ya anciano ex canciller alemán Helmut Schmidt, de 90 años, se le 'caían las lágrimas' al ver por televisión el 9 de noviembre de 1989 como 'acababa la terrible división alemana pacíficamente, sin un solo disparo' al caer el Muro de Berlín. En una entrevista para el diario sensacionalista Bild Zeitung, reconoce que nunca esperó estar vivo para cuando se diera la reunificación.

'Siempre conté con que se llegaría a la superación de la división alemana, no sólo por esperanza, pero nunca esperé vivir para verlo', admite Schmidt, quien alabó el trabajo de Köhl al frente de la cancillería después de la caída del muro. 'Lo importante era hacer lo correcto en el momento decisivo y Helmut Köhl hizo una cosa de manera brillante: presentar su programa de diez puntos ante el Bundestag a finales de noviembre', pocos días después de la caída del muro.

'Si uno se lee hoy los diez puntos', prosigue, 'descubre que no se habla aún de unidad nacional. Pero consiguió con ello obligar a la opinión pública mundial a abordar ese tema. Una iniciativa muy importante'.

 Para Schmidt, la colaoración del resto de potencias fue decisiva para la caída del muro. 'Sin la ayuda de EEUU, la aprobación de Gorbachov y de otros países la unidad de Alemania no se habría producido. Pero esto no cambia para nada los grandes méritos de Helmut Köhl'.