Público
Público

Medio centenar de alumnos de la Complutense siguen encerrados en el rectorado

Un portavoz de la universidad explicó que se estudian formulas para que los alumnos que no puedan pagar su matricula de este año se presenten a los exámenes y se les guarde la nota hasta que puedan regularizar su situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Medio centenar de estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) continúan este viernes encerrados en la entrada del rectorado de su centro para pedir a su dirigente, José Carrillo, que prorrogue el plazo del pago de matrícula, que finaliza este domingo, 19 de mayo.

En declaraciones a Europa Press, uno de los estudiantes encerrados ha explicado que durante la noche los alumnos han creado diferentes grupos de trabajo que han debatido sobre diferentes posibilidades para evitar el 'desahucio universitario' de 2.000 alumnos, según estimaciones de CC.OO. Uno de estos grupos de trabajo, el de Difusión, ha llevado a cabo durante la mañana diferentes acciones en el campus de Ciudad Universitaria para animar a los estudiantes a sumarse al encierro que este alumno ha asegurado que mantendrán 'hasta que el rector dé una respuesta'.

Los estudiantes mantendrán el encierro'hasta que el rector dé una respuesta'

Esta misma petición la ha formulado CC.OO. en un comunicado. De hecho el sindicato ha exigido al rectorado que aclare la situación a través de un comunicado público. También ha pedido a la Universidad que prorrogue el máximo posible el plazo para el pago de las matrículas. Asimismo, CC.OO. ha pedido a Carrillo que permita el acceso de los estudiantes al Campus Virtual, la plataforma desde la que acceden a notas, apuntes y fechas de exámenes, y cuyo acceso según ha indicado este estudiante 'se ha negado a algunos alumnos que no habían podido pagar las tasas'.

La organización sindical también ha pedido que se permita a los alumnos examinarse y que se abra 'lo antes posible' un fondo para becas de emergencia estudiantil. También ha pedido la creación de un fondo regional para el abono de las tasas de matrícula de los miembros de familias con dificultades económicas.

Precisamente, la creación de un fondo de becas de emergencia estudiantil es una de las demandas que junto a la prórroga del pago de matricula han incluido los estudiantes en una recogida de firmas, que iniciaron este lunes. Los alumnos encerrados mantienen su intención de entregar las mil firmas recogidas a Carrillo.

Otro de los estudiantes encerrados ha asegurado a Europa Press que 'el motivo de fondo' por el que muchos estudiantes no han podido abonar las tasas de matrícula ha sido la subida de tasas. 'Estudiantes que al inicio de su carrera pagaban 600 euros de matricula, ahora tienen que pagar 1.700 y no pueden asumirlo', ha señalado.

'Al inicio de su carrera pagaban 600 euros de matricula, ahora son 1.700 y no pueden asumirlo' Este estudiante explicó que el plazo tope de matrícula, establecido por la Comunidad de Madrid era el 15 de febrero, pero que la Universidad lo ha prorrogado hasta este domingo, 19 de mayo. Los estudiantes piden al rectorado que espere a que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ofrezca a los alumnos los resultados de las alegaciones que han presentado contra la denegación de sus becas.

Por su parte, un portavoz del Rectorado de la Complutense explicó a Europa Press que en el Consejo de Gobierno, celebrado este lunes, la Universidad aprobó estudiar medidas que 'eviten por todos los medios que los alumnos tengan que cortar de forma radical sus estudios'. En concreto, este portavoz indicó que una de las medidas adoptadas se dirige a la búsqueda de formulas para que los alumnos que no puedan pagar su matricula de este año se presenten a los exámenes y se les guarde la nota hasta que puedan regularizar su situación.

El propio rector en uno de los últimos consejos de Gobierno celebrados en la Universidad ya habló de la posibilidad de crear este fondo propio de becas para ayudar a los alumnos que se encontraban en esta situación y es algo, que según el mismo portavoz, está estudiándose. En total, son unos 3.500 alumnos que tienen problemas en el pago de la matrícula, aunque no todos están en la misma categoría, pues hay algunos que han abonado parte de las tasas u otros que les falta la matrícula al completo.