Público
Público

Medvédev viaja a una cumbre con la UE ensombrecida por los cohetes Iskander

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, viaja a la cumbre que celebrará mañana viernes con la Unión Europea dispuesto a un compromiso en materia de seguridad continental, siempre y cuando Estados Unidos revise los planes de emplazar su escudo antimisiles en Europa del Este.

La reunión en la ciudad balneario francesa de Niza tendrá lugar nueve días después de que Medvédev anunciase que Rusia instalará cohetes tácticos Iskander en Kaliningrado, enclave ruso en el mar Báltico, en repuesta al emplazamiento de elementos del escudo antimisiles de EEUU en Polonia y la República Checa.

Un alto funcionario del Kremlin adelantó que el presidente ruso planteará con toda crudeza a los líderes de la UE su postura sobre estos planes de Washington y la reacción de Moscú a esta "amenaza a a la seguridad nacional" de Rusia.

"¿Qué esperaban de nosotros, si no nos consideran ni socios ni interlocutores? ¿Que no reaccionaríamos? Vamos a reaccionar", dijo el alto cargo, que habló en condiciones de anonimato, en declaraciones a la agencia oficial rusa Itar-Tass.

Rusia, añadió, comprende la preocupación que ha suscitado en los países europeo el anuncio del emplazamiento de los Iskander (SS-26 "Stone", según la clasificación de la OTAN) en Kaliningrado.

"Los países europeos entienden y valoran adecuadamente la decisión de Rusia. Entienden que esto sería malo para ellos y para nosotros", apuntó el funcionario.

Subrayó que "los militares rusos advirtieron sobre la posibilidad de una reacción de esa clase hace dos años. No la hemos elegido nosotros, estamos dispuestos al diálogo".

La reunión de Niza supone de hecho la reanudación de conversaciones entre Rusia y la Unión Europea sobre un nuevo acuerdo marco de cooperación, suspendidas tras la intervención militar rusa en Georgia en agosto pasado.

El presidente de Francia y presidente de turno de la UE, Nicolas Sarkozy, tuvo un papel de primer orden en la consecución del acuerdo para la retirada de las tropas rusas del territorio georgiano controlado por el Gobierno central de Georgia.

"Valoro debidamente los esfuerzos que ha hecho y hace el presidente de Francia para el establecimiento de un diálogo pleno, productivo y mutuamente beneficioso entre la Unión Europea y Rusia", dijo Medvédev en una entrevista con el periódico francés "Le Figaro" reproducida por las agencias rusas.

El presidente ruso recalcó el interés de Moscú en unas relaciones plenas con la Unión Europea e insistió en que para ello se requiere una "base sólida", un nuevo acuerdo marco.

"Rusia es parte integral de Europa; lo ha sido y lo será. Estamos interesados en tener relaciones de socios lo más estrechas posibles con la Unión Europea", recalcó Medvédev.

Su asesor en asuntos internacionales, Alexéi Prijodko, adelantó que en la cumbre de Niza "Moscú espera una intensificación del diálogo, que se ralentizó tras los acontecimiento de agosto en el Cáucaso y considera que éstos no deben influir en la ulterior cooperación entre Rusia y la Unión Europea".

En declaraciones a la agencia oficial RIA-Nóvosti, Prijodko indicó que en la cumbre Rusia-UE "se hará especial hincapié en la coordinación de esfuerzos para contrarrestar la crisis financiera".

El jefe del Kremlin viajará hoy a Cannes, donde participará en una mesa redonda con industriales europeos y rusos.

Desde Francia, Medvédev viajará a Washington para participar en la reunión del Grupo de los Veinte (G-20), donde el próximo sábado se abordarán medidas para hacer frente a la crisis económica global.