Publicado: 14.02.2014 10:38 |Actualizado: 14.02.2014 10:38

La mejora de Alemania y Francia impulsa la recuperación en la eurozona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía de la zona euro creció más de lo esperado en el último trimestre de 2013, gracias a una expansión más fuerte de Francia y Alemania, según reflejan las cifras de Eurostat, la Oficina de Estadísticas de la Unión Europea. La economía de los 17 países que comparten la moneda única creció en el último trimestre un 0,3% con respecto a los tres meses anteriores, tras el alza de un 0,1% en el tercer trimestre (los analistas calculaban un alza del 0,2%).

En la comparación con el mismo período de 2012, el PIB de la zona euro creció un 0,5%, por encima de las expectativas de los analistas del 0,4%. En el promedio de 2013, la economía de 9,5 billones de euros se contrajo un 0,4%; para este 2014, la Comisión Europea prevé un crecimiento medio del 1,1%. La recuperación gradual aún se enfrenta a riesgos a la baja, principalmente por posibles turbulencias en los mercados financieros, desinflación y la lenta aplicación de las reformas estructurales.

De momento, las mayores economías europeas, dan aliento a la recuperación. Alemania y Francia crecieron a un ritmo ligeramente mayor de lo esperado en los tres últimos meses del año al registrar una expansión del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,4% y del 0,3% respectivamente. En España, la economía cerró con un leve repunte, del 0,3%, confirmando la salida de una larga recesión. Aun así, el balance del año es una caída promedio del PIB del 1,2%.

La economía alemana experimentó un crecimiento trimestral del 0,4% en el cuarto trimestre (frente al 0,3% del tercer trimestre). La Oficina de Estadísticas germana ofreció el mes pasado una estimación para el crecimiento intertrimestral de "alrededor de un cuarto de punto porcentual". En términos interanuales, la mayor economía europea crece a un ritmo del 1,3%; si bien, el aumento medio del PIB en 2013 queda en el 0,4%.

Según la la Oficina de Estadísticas, "los impulsos positivos vinieron sobre todo del comercio exterior".  "Las exportaciones de bienes y servicios aumentaron mucho más que las importaciones", ha explicado. "Las señales mixtas vinieron de casa", ha señalado, pues el gasto público se mantuvo en el mismo nivel que en el trimestre anterior, mientras que el consumo privado fue ligeramente inferior.

En el caso de Francia, la actividad económica creció entre octubre y diciembre un 0,3% respecto a los tres meses anteriores (superando la expectativa media de los economistas de un 0,2%), impulsada por la inversión y el gasto de los hogares, según el Instituto Nacional de Estadística de Francia (Insee). Además, ha revisado al alza el dato del tercer trimestre: un crecimiento plano frente a una estimación preliminar de que la economía se había contraído un 0,1%.

Para el conjunto del ejercicio 2013, la economía francesa experimentó un crecimiento del 0,3%, después de haberse estancado en 2012.

Entre los países de la UE cuyos datos estaban disponibles, las mayores tasas de crecimiento en el último trimestre del año se observaron en Rumanía (+1,7%), República Checa (+1,6%) y Lituania (+1,2%), mientras Chipre (-1%) y Finlandia (-0,8%) registraron los peores datos de crecimiento. De este modo, Finlandia, uno de los países que mayor oposición mostró a los rescates de Grecia y otros países periféricos, ve agravada la situación de su economía, que se adentra en una nueva recesión, después de no haber logrado crecer en ninguno de los trimestres de 2013.

Por contra, Países Bajos (+0,7%) consolida su recuperación, así como Portugal (+0,5%) y España (+0,3%), mientras Italia volvió a crecer (+0,1%) por primera vez desde 2011. A su vez, Francia y Alemania crecieron algo más de lo esperado, con avances del 0,3% y del 0,4% respectivamente.

Frente a la caída del PIB promedio de la eurozona en 2013, la UE experimentó un crecimiento del 0,1%.