Público
Público

Mejora la confianza de los consumidores por el mayor optimismo sobre el futuro de la economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La confianza de los consumidores en la economía española aumentó en agosto gracias al mayor optimismo de los ciudadanos sobre las expectativas de futuro y, en menor medida, sobre la situación actual.

El Índice de Confianza de los Consumidores que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICC-ICO) mejoró el mes pasado 5,1 puntos, hasta los 51,4, tras haber caído desde marzo de este año.

El índice ha mejorado sobre todo porque los ciudadanos son ahora más optimistas sobre el futuro: el indicador de expectativas ha aumentado 9,4 puntos, mientras que el de la situación actual también ha mejorado, aunque sólo 0,8 puntos.

Todos los componentes con los que se elabora este indicador han mejorado excepto uno, la percepción sobre la situación actual del empleo, que ha bajado 1,6 puntos, con lo que se sitúa en el nivel mínimo desde hace cuatro años, cuando comenzó a hacerse el Índice.

En cambio, mejoró la opinión de los consumidores acerca de la situación actual de su economía familiar (2,1 puntos) y de la economía española (1,8 puntos).

El ICO considera que esta mejora de la confianza puede estar relacionada con la caída del precio del petróleo desde mediados de agosto, que también puede explicar el notable descenso en las expectativas de inflación y de subidas de tipos de interés.

Así, en comparación con agosto de 2007, los encuestados tienen hoy menores expectativas de subidas de precios y de tipos de interés, y han moderado sus perspectivas de ahorro y de consumo de bienes duraderos.

Desde el Gobierno, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, valoró que la confianza de los consumidores haya vuelto a subir, porque "rompe la tendencia" de los últimos meses.

En declaraciones a EFE, Vegara señaló que "cabe hacer una valoración positiva" de este dato, aunque reconoció que "hay que ser prudentes" porque el indicador de un solo mes "no hace una serie" y habrá que esperar a ver cómo evoluciona la confianza de los ciudadanos en la economía en los próximos meses.

Asimismo, el Instituto recuerda que la confianza de los consumidores sigue siendo muy baja -35,1 puntos menos que en agosto de 2007- y anticipa una mayor moderación del consumo privado para los próximos trimestres.

El presidente del ICO, Aurelio Martínez, destacó la correlación existente entre el PIB y el ICC y señaló que, si como parece, el crecimiento de la economía española se va a desacelerar en los próximos meses es lógico que también ocurra lo mismo con el ICC.

En este sentido, también subrayó que si el precio del petróleo continúa bajando, lo normal es que el ICC suba, aunque advirtió de que también cabe la posibilidad de que ese descenso en los carburantes tenga menos peso en la opinión de los consumidores que otros datos económicos negativos.

Martínez incidió en el diferencial histórico del ICC de agosto en la opinión de los consumidores sobre la situación actual (33,6 puntos) y el de las expectativas (69,2 puntos).

El presidente del ICO destacó que los consumidores tienen una mejor percepción sobre la situación de sus hogares que sobre la situación de la economía en general.

Asimismo, señaló que en agosto la visión de los jóvenes sobre su situación actual y futura ha descendido, "posiblemente debido al mal momento del mercado laboral, que afecta más a ese sector".

El ICC lo elabora mensualmente el ICO con la opinión de mil consumidores de toda España a quienes se les pregunta sobre su economía familiar, la economía española y el empleo.