Publicado: 26.01.2016 17:34 |Actualizado: 26.01.2016 17:34

Melilla pedirá al Gobierno una ayuda de 11,9 millones por daños tras el seísmo

Según la evaluación preliminar hecha por la Comunidad Autónoma, podrían haber unos cuarenta edificios afectados, la mayoría ubicados en el centro de la ciudad.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los restos de la fachada de un edificio en una calle de Melilla, España, tras el fuerte terremoto de magnitud 6,3 que sacudió la costa sur de España. REUTERS/Jesus Blasco de Avellaneda

Los restos de la fachada de un edificio en una calle de Melilla, España, tras el fuerte terremoto de magnitud 6,3 que sacudió la costa sur de España. REUTERS/Jesus Blasco de Avellaneda

MELILLA.- La Ciudad Autónoma de Melilla pedirá al Gobierno una ayuda de 11,9 millones de euros para reparar los daños que ha causado el terremoto de 6,3 grados de ayer en edificios públicos y privados, y las pérdidas que ha generado tanto en el sector comercial y empresarial como en los bienes de los ciudadanos.

El vicepresidente primero del Gobierno melillense y consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, ha informado de que esta cuantía -11,9 millones de euros- será reclamada esta misma tarde por el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, para que sea presentada la propuesta en el Consejo de Ministros de este viernes.



Esta cifra es el resultado de la evaluación preliminar que ha realizado la Ciudad Autónoma después de más de cuatrocientas inspecciones a inmuebles entre ayer y hoy por técnicos municipales, arquitectos y arquitectos técnicos, así como técnicos y arquitectos privados que han colaborado en la labor.

Según esta evaluación, podría haber alrededor de unos cuarenta edificios afectados, la mayoría ubicados en el centro de la ciudad, que "sufren un poco más los efectos porque son tendentes a tener grietas que tampoco son especialmente preocupantes", ha dicho Quevedo.

Ha señalado que plantean un mayor problema los daños de los edificios en elementos sobre cubiertas, petos, elementos volados, torreones y cúpulas, que son "más sensibles a la acción horizontal de la actividad sísmica".

Hay varios edificios afectados en este sentido, según el consejero, que ha señalado el ejemplo del Palacio de la Asamblea, sede del Gobierno melillense y la Cámara regional, que permanecerá cerrado hasta que el jueves se abra una parte, probablemente, y la próxima semana se abra otra.

Esto ha obligado a una reubicación de los diferentes departamentos de la Administración pública melillense, que sí ha recuperado hoy el Hospital de la Cruz Roja, sede de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, y el edificio de la Consejería de Economía y Empleo, que ayer fueron cerrados de forma preventiva.

Quevedo ha considerado que el patrimonio histórico arquitectónico modernista de Melilla, el segundo más abundante de Europa por detrás del de Barcelona, no ha quedado muy afectado, pues las reparaciones que se hagan ahora serán con mejores materiales y técnicas más avanzadas que las que había hace 25 años.

Esto permitirá que incluso mejore el conjunto patrimonial modernista, algunos de cuyos edificios ya presentaban grietas, y que ahora tras el terremoto es muy probable que sus propietarios se animen a rehabilitarlos haciendo uso de las ayudas que desde hace décadas concede la Ciudad Autónoma para las obras en estos edificios.

Respecto a los centros educativos, ha dicho que "está todo bien", aunque hay un par de aulas cerradas en un colegio y una zona vallada en otro.

Estas son las principales conclusiones de la reunión de coordinación que han celebrado la Delegación del Gobierno y la Ciudad Autónoma a primera hora de esta tarde para evaluar los daños ocasionados por el terremoto, con el objetivo de presentar una propuesta al Subsecretario de Interior de cara a su reunión preparatoria de mañana para el Consejo de Ministros.