Publicado: 15.03.2014 16:54 |Actualizado: 15.03.2014 16:54

Méndez critica el "sesgo ideológico" de la reforma fiscal y anuncia que presentará una alternativa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Los expertos del Gobierno piden bajar los impuestos directos y subir los indirectos, el IVA, que lo pagan todos los ciudadanos. Esta reforma fiscal en ciernes tiene un marcado sesgo ideológico, y eso hay que combatirlo", ha dicho este sábado el secretario general de UGT, Cándido Méndez.

El sindicato ha celebrado en el Pabellón Multiusos de la Casa de Campo de Madrid, el Madrid Arena, su primera Asamblea Confederal Consultiva, un acto que se aprobó en el último Consejo Confederal, el pasado abril, y que busca "fortalecer la organización y abrirla más a la sociedad". Un evento en el que la central sindical ha sacado músculo para recuperar la imagen que tanto han deteriorado los escándalos de las facturas falsas y los EREs fraudulentos en la federación andaluza y el deterioro de las condiciones laborales de los ciudadanos que aún conservan el empleo durante los últimos años.

7.500 afiliados y representantes de 300 secciones sindicales así como de todas las Comisiones Ejecutivas del sindicato han arropado a Méndez y han asistido al debut de la secretario general del UGT-Andalucía, Carmen Castilla, ante una Ejecutiva Confederal después de dos meses al frente de la federación que está en el punto de mira de los tribunales, de varios partidos políticos y de buena parte de la opinión pública.

Aunque más allá de las buenas palabras y de la larga historia del sindicato, la Asamblea ha presentado pocas novedades. Méndez ha asegurado que presentará una propuesta alternativa a la reforma fiscal que los expertos del Gobierno hicieron pública el viernes. Una propuesta basada en "tres consensos básicos": la lucha contra el fraude fiscal, pedagogía social "para que la gente sepa para qué sirven los impuestos y no sólo cuánto tiene que pagar" y un "reparto justo de la carga tributaria" de forma que paguen más "las rentas del capital que las del trabajo", es decir, aumentar las imposiciones a las grandes empresas y reducir la carga fiscal de los trabajadores.

Durante su intervención, que ha clausurado el acto, Méndez ha agradecido la asistencia de la exministra de Defensa durante el Gobierno de Zapatero, Carme Chacón, y ha puesto en valor la importancia de los salarios, ahora que "se habla de recuperación económica". "Vamos a defender un papel más activo de los salarios. La patronal y el Gobierno tienen que saber que la contención salarial que hemos practicado desde 1012 hasta 2014 no va a ser la política que desarrollemos para la recuperación", ha advertido el secretario general, que a su vez ha avisado de que "hablar de recuperación genera expectativas y, si no se alcanzan, se puede pasar más fácilmente de la resignación a la confrontación".

La exministra Carme Chacón durante su asistencia a la asamblea general consultiva de UGT, que ha coincidido con el Comité Federal del PSOE. EFE/Víctor Lerena

En su primera asistencia a una Confederal, la secretaria general de UGT-Andalucía ha protagonizado una intervención optimista pese a las presuntas irregularidades de su federación durante las anteriores Ejecutivas, y ha defendido la "honradez" de su equipo. "Si lo que quieren es transparencia, nos hemos adelantado a la ley de transparencia, sabemos que estamos haciendo las cosas bien", ha dicho en referencia a la publicación de las cuentas, presupuesto y subvenciones de la federación en la página web del sindicato.

Castilla ha criticado el tratamiento que los medios de comunicación están dando a la investigación sobre los EREs y facturas falsas: "No se explican las cosas como son. Nos han imputado, condenado y estamos ya en la cárcel para algunos cuando eso no ha ocurrido todavía y ya veremos si ocurre", ha sostenido.

El acto, que ha servido también para presentar seis alternativas para "un nuevo modelo económico y social", ha estado repleto de representantes de las últimas victorias sindicales, como la paralización de la privatización sanitaria en Madrid, la victoria de los barrenderos y jardineros de la capital, sindicalistas de empresas a las que los tribunales han dado la razón frente a las intenciones de la dirección de sus empresas.

Entre los cambios propuestos por UGT están la creación "de más empleo y de mayor calidad" ante la continua precarización de mercado de trabajo, un nuevo modelo productivo en el que haya inversión tanto pública como privada en I+D+I, con una mayor peso del sector industrial en el PIB y en el que el sector del turismo son sea una fábrica de precariedad.

También una mayor intervención pública en la fiscalidad, una reforma del modelo energético para evitar que "las familias y empresas tengan que elegir entre pagar la luz" o hacer frente a otros pagos. Un sistemas más eficiente de servicios y prestaciones públicos, con mayor inversión en sanidad y educación y con una renta mínima y, por último aumentar la participación ciudadana tanto en el sistema democrático como en el propio sindicato.