Público
Público

Méndez espera que Rajoy no le defraude y alerta de una nueva reforma laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, espera no sentirse defraudado ante la reunión que tendrá hoy con el presidente del PP, Mariano Rajoy, aunque le ha advertido de que una "enésima" reforma laboral no es el camino para afrontar la crisis económica o para rebajar la prima de riesgo.

Durante el debate Nueva Economía Fórum en el que también participa el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y en presencia del presidente de la CEOE, Juan Rosell, el dirigente de UGT ha añadido que una nueva reforma en el mercado de trabajo "no es lo más urgente".

No obstante, ha indicado que acude al encuentro de las 17:00 horas en la sede del PP dispuesto a "hablar de todo y sin condicionantes" y sobre todo con "mucha expectación".

"Vamos a ir a escuchar, a oír y a buscar acuerdos", ha dicho tras añadir que hay que reflexionar sobre las experiencia de las anteriores reformas laborales que lo único que han producido es un aumento de la desconfianza.

Méndez ha advertido de que una reforma más dura o valiente, como piden los mercados financieros, sólo traerán más "sacrificios a la población".

Ha advertido de que las políticas de ajuste que se aplican en Europa y en España no están produciendo el efecto pretendido y la situación económica actual y venidera es "mala", por lo que ha añadido que "no es descabellado hablar de una caída en la recesión económica para el próximo año".

"No cesa la destrucción de empleo y vamos a vivir una segunda oleada de destrucción de empleo, como ya la estamos viendo en algunas comunidades autónomas", ha aseverado.

Méndez considera que lo que necesita España para salir de la crisis es un acuerdo más amplio que una reforma laboral, que incorpore un pacto de rentas, una nueva definición del modelo productivo, una reforma fiscal y financiera.

En este sentido, ha reiterado la "cooperación leal y constructiva" de los sindicatos con el nuevo Gobierno y la disposición a prorrogar el Acuerdo de Negociación Colectiva que finaliza en 2012 para continuar con la moderación salarial, aunque con reinversiones de los beneficios de las empresas y con un control de precios sobre determinados sectores básicos, como la energía, los alimentos, el transporte o la vivienda.

El secretario general de UGT ha abogado también por un "Euroacuerdo", entre las instituciones empresariales, la confederación europea de sindicatos y el consejo de la UE y ha dicho que la prioridad debería ser crear empleo y defender la cohesión social en Europa.

Para Méndez, el sector exterior y las exportaciones, uno de los pilares que aguantaba el embate de la crisis, también han disminuido.