Público
Público

Menéndez Salmón lamenta que el intelectual ocupe un lugar "débil" en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor asturiano Ricardo Menéndez Salmón (Gijón, 1971) ha lamentado hoy en Ávila que el intelectual y el escritor ocupe hoy en España un lugar "muy débil y muy poco representativo" respecto a los auténticos problemas de este tiempo.

Menéndez Salmón ha realizado estas declaraciones a los periodistas durante la rueda de prensa previa a su participación en la penúltima conferencia incluida en el decimosexto ciclo de los "Lunes literarios", organizados por la Obra Social de Caja de Ávila.

"Poderes de la ficción" ha sido el título de una charla en la que el también licenciado en Filosofía por la Universidad de Oviedo ha elogiado la literatura en unos tiempos en los que en su opinión "no ocupa el papel tan preponderante que en otros tiempos históricos jugó".

El autor de "La luz es más antigua que el amor" ha subrayado cómo en la actualidad se vive un tiempo "tremendamente urgente y plástico", en el que "todo dura muy poco y está en constante reformulación", de ahí que en su opinión hoy en día el artista y el escritor hayan "perdido la capacidad para generar un discurso".

"Entre los escritores y artistas abundan los opinadores, pero creo que hay poco discurso y poca reflexión sobre el hecho de en qué consiste crear", ha sostenido el escritor asturiano.

Desde su punto de vista, ese "pensamiento débil" se es está "filtrando" en la sociedad, finalmente se acaba reflejando en "muchas de las obras" que el público se lleva "a los ojos o a la boca".

Asimismo, se ha referido a la "presión de los mercados editoriales y de los propios artistas" para ser visibles, lo que a su juicio entra "en contradicción con la obra verdadera".

Por ello, ha abogado por "combatir" contra esa urgencia que es "la seña de identidad" de este tiempo, en contraposición con su imagen "romántica de la literatura".

Al respecto, ha dicho echar en falta la "capacidad" de los escritores del siglo XIX, que eran "portavoces de la sensibilidad y la intelectualidad de su tiempo", especialmente en España, ya que en Francia la figura del intelectual está "más considerada".

"Sospecho y tengo la certeza de que el intelectual y el escritor en España ocupa un lugar muy débil y muy poco representativo de lo auténticos problemas planteados hoy", ha explicado.

Por otra parte, ha hecho hincapié en que una de las ideas clave que articula su escritura y concretamente su último libro es "la enorme capacidad consoladora que tiene la literatura y por extensión el arte en el tiempo actual".

Para Menéndez Salmón, se podría entender la literatura como "consolación de esa tristeza que provoca el acceso a la filosofía".

Tras escribir su último libro, "La luz es más antigua que el amor", el escritor gijonés ha admitido que ese trabajo le ha dejado "muy satisfecho, pero vacío y extenuado", lo que en su opinión "no es malo", ya que "de estas crisis suelen los proyectos realmente interesantes".

Antes de recordar que en los últimos cinco años ha escrito seis libros, Ricardo Menéndez Salmón ha reconocido que en su caso "urge una parada técnica".

Tras Menéndez Salmón, el próximo lunes será el turno de la escritora Rosa Montero, que cerrará este decimosexto ciclo de los "Lunes literarios" con una conferencia titulada "Palabras que salvan".