Público
Público

Merino se contagia de la satisfacción de Bárcenas

El diputado del PP se muestra "confiado en la Justicia" tras declarar durante cerca de dos horas en el Supremo por el 'caso Gürtel'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El diputado del PP por Segovia Jesús Merino, 'imputado provisional' en el denominado caso Gürtel, espera que su declaración en Supremo (TS), donde ha respondido 'a todas las cuestiones' que le han sido planteadas, 'sirva para aclarar todas y cada una de las dudas que estaban planteadas' sobre su implicación en el caso.

Tras abandonar la sede judicial, donde ha comparecido durante cerca de dos horas -una menos que Bárcenas - ante el magistrado instructor de la causa, Francisco Monterde, Merino hs subrayado que confía en la Justicia y ha expresado su satisfacción por haber podido declarar sobre este asunto tal y como había pedido.

'Agradezco al Tribunal Supremo y al señor instructor que me ha permitido hacer esta declaración con bastante agilidad', ha añadido Merino, quien ha salido de la sede judicial sobre las 13:15 horas acompañado de su abogado, Luis Rodríguez Ramos.

Preguntado sobre si ha justificado su patrimonio ante el magistrado instructor, ha asegurado que no podía decir 'nada más' porque las actuaciones están bajo secreto de sumario.

El tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, acudió ayer al alto tribunal también en calidad de imputado provisional y para hoy estaba fijada la citación de Merino, a quien la investigación del caso Gürtel en el Supremo le atribuye supuestos delitos de cohecho y de fraude fiscal.

En concreto, debido a los presuntos contactos que el diputado popular por Segovia habría establecido con la trama empresarial que dirigía Francisco Correa, Merino habría obtenido más de 230.000 euros.

Cuando el Supremo asumió la investigación a Bárcenas y a Merino, ambos por ser aforados -el primero es senador por Cantabria y el segundo diputado por Segovia-, Merino pidió comparecer voluntariamente para esclarecer las acusaciones.

Aunque su abogado, Luis Rodríguez Ramos, solicitó al instructor de la causa un aplazamiento de la declaración por tener previsto el letrado un viaje profesional, el Supremo rechazó tal posibilidad y mantuvo la fecha que había fijado cuando llamó a declarar al tesorero del PP y al parlamentario como imputados provisionales.

Merino llegó a la sede del Tribunal Supremo a las 10:25 horas en un coche de la marca Audi, de color blanco, es decir, más de media hora antes de lo establecido por Monterde.

Al igual que Bárcenas ayer, el que fuera vicepresidenta de la Junta de Castilla y León ha acudido a la sede judicial tan sólo acompañado por uno de los responsables de prensa del grupo popular en el Congreso y por un empleado de Génova.

Merino es miembro de la dirección del grupo parlamentario, pero ninguno de sus compañeros ha estado presente en el Supremo para respaldar al diputado por Segovia.

Además, en cuanto el alto tribunal optó por investigarle, el propio Merino se reunió en las dependencias del Congreso con el presidente del partido, Mariano Rajoy, y con la portavoz del grupo en la Cámara, Soraya Sáenz de Santamaría, para poner su escaño y su cargo a disposición de la organización.

Según la versión de las fuentes consultadas, el líder del PP rechazó la dimisión de Merino porque debía recibir el mismo trato que otros investigados, como Bárcenas o los más altos dirigentes del partido en la Comunidad Valenciana imputados en el 'Gürtel', como son los casos del presidente, Francisco Camps, y de su número dos en la formación, Ricardo Costa.

Algunos de sus compañeros de grupo parlamentario han constatado los últimos días que Merino ha estado tranquilo porque cree que es inocente, si bien ofreció la renuncia a las altas esferas del PP para evitar causar daño a la organización.

El Tribunal Supremo en el auto en el que asumió la investigación del caso sólo en lo referente a los dos citados aforados indicaba que existen indicios 'suficientes' para investigar a Merino, toda vez que las cantidades que presuntamente le habría entregado Correa 'no se corresponden con actividades profesionales o de otro tipo que puedan justificar su recepción'.

Ahora Monterde tendrá que decidir si aprecia indicios suficientes para inculpar los dos aforados nacionales y no podría hacerlo sin solicitar antes el suplicatorio a las Cámaras tal y como establece la Constitución.