Publicado: 06.11.2013 07:00 |Actualizado: 06.11.2013 07:00

La metedura de pata de Wert precipita la crisis de Gobierno

Miembros del PP creen que la situación del ministro es "insostenible" y piden a Rajoy cambios en el Ejecutivo de forma inmediata. Apuntan a Gomendio como ‘cerebro' de la medida de recorte a los Erasmus

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La decisión del ministro de Educación de suprimir las ayudas estatales a los alumnos del programa Erasmus que no estuviesen becados por el Departamento -que afectaba a miles de ellos- y su rectificación al hacerse pública la orden del BOE (24 de octubre) ha destapado en toda su crudeza el hartazgo del PP con José Ignacio Wert.

Este cansancio, aunque había sido mostrado en momentos puntuales -como durante la elaboración de la LOMCE o a tenor de algunas declaraciones incendiarias del ministro-, nunca como ayer se había revelado con tanta contundencia. Públicamente, como a través de un tuit del vicesecretario del PP Esteban González-Pons ("30 años de militante y no poder explicar a mi hijo lo que hace mi partido") y de la petición de "soluciones" al problema por parte del portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, o en privado.

Ahora y tras una breve pero intensa crisis "innecesaria", en el PP son cada vez más numerosas las voces que califican de "insostenible" la situación de Wert al frente de Educación, un Ministerio que, según los conservadores consultados, exige la máxima pedagogía y empatía y tiene en su titular "la actitud exactamente opuesta".

Los representantes del PP más molestos con este asunto lo consideran la gota que colma el vaso de un Gobierno al que se le resienten las costuras desde hace tiempo y aprovechan para reclamar a Rajoy "cambios en el Ejecutivo y cambios en el partido" para afrontar con tiempo la segunda parte de la legislatura, la remontada económica que empiezan a apuntar los datos macroeconómicos, el fin de la etapa Bárcenas y las citas electorales de 2014 y 2015.

Los más conciliadores, sin embargo, tratan de restar importancia a la medida rectificada por Wert en menos de 24 horas de hacerse pública y tras defenderla él y su número dos, la secretaria de Estado Montserrat Gomendio, por activa y por pasiva en los medios de comunicación durante la noche del lunes y la mañana de ayer martes. De hecho, a las 14:15 horas de ayer, Gomendio todavía alababa la supresión de las ayudas a los Erasmus en Radio Nacional mientras que el Ministerio anunciaba una rueda de prensa en el Senado a las 15:30 horas; en ella, Wert tumbaba su iniciativa tras haber hablado con el presidente del Gobierno, la vicepresidenta y el ministro de Hacienda. En este sentido, las fuentes consultadas recuerdan que Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro conocían y aprobaron en su día la polémica decisión de Educación.

Quienes intentan pasar página cuanto antes sobre un asunto que copó portadas e informativos destacan que Wert hubiese rectificado tan rápido, aunque reconocen la "sorpresa" -como mínimo- de haber tomado una decisión así con el curso universitario ya empezado. "No se entiende más que como una solemne torpeza política", razona un parlamentario, que además, ha dado de lleno al propio presidente -ayer, Rajoy tuvo que escuchar en la sesión de control del Senado los reproches de la oposición y las peticiones de que destituya a su ministro- en una "crisis innecesaria", insisten.

Por su parte, la secretaria de Estado de Educación no ha pasado desapercibida en este asunto. Montserrat Gomendio se ha convertido desde hace meses en el centro de la diana de muchas de las críticas del PP a la gestión de Educación y ahora, la señalan directamente como el "cerebro" de la polémica medida de supresión de las ayudas a parte de los alumnos del programa Erasmus. "Si el ministro carece de empatía, su secretaria de Estado es mucho peor y, aunque él es responsable en primer lugar de las decisiones que parten de su Departamento [como Rajoy lo es de las de todo el Gobierno], Gomendio puede celebrar tener en su haber grandes ocurrencias como ésta de los Erasmus", destaca con ironía una fuente muy cercana a la cúpula del Ministerio.