Público
Público

Michael Jackson, dos años a la espera de un juicio

Sony Pictures ha accedido a mostrar las grabaciones de los últimos ensayos, imágenes que forman parte de la argumentación de la defensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Neverland, el rancho de Michael Jackson, ha abierto sus puertas a aquellos que quisieran honrar la memoria del que para muchos es el último dios de la música.

Dos años después de su muerte, sus seguidores continúan a la caza de las últimas noticias. Todavía existe una causa pendiente, la del juicio que pretende aclarar las causas del fallecimiento del 'rey del pop' y que señala a Conrad Murray, médico personal del cantante, como el máximo responsable de su muerte.

Las grabaciones de los últimos ensayos conforman gran parte de las esperanzas del doctor, que podría cumplir hasta cuatro años de prisión si fuera declarado culpable por el jurado. La defensa siempre argumentó que estos vídeos mostraban a Jackson en mal estado y eran cruciales para esclarecer el caso pero Sony Pictures siempre rechazó hacerlas públicas e incluso las excluyó del montaje de This is It, documental póstumo sobre la última gira del cantante. 

Jackson pedía que le dieran su 'leche' cuando quería su anestésico favorito El pasado jueves, Sony accedió a mostrar las 21 cajas de grabaciones de los últimos bailes del 'rey del pop' a petición de Michael Pastor, el juez que instruye el caso. Varios testigos certificaron que el cantante consumía a diario un número considerable de calmantes para poder dormir. Entre todos ellos el intérprete de Thriller prefería el propofol, un anestésico intravenoso utilizado para sedar a los pacientes con problemas graves de salud.

Jackson estaba tan acostumbrado a tomarlo que cuando le apetecía consumirlo pedía a sus asistentes que le suministraran su 'leche'. De hecho, la defensa insiste en que el propio cantante se inoculó el anestésico, después de consumir varios calmantes.  En la autopsia se confirmó que este anestésico fue el factor determinante del fallecimiento, aunque también se le encontraron compuestos de otros medicamentos en sangre.

Murray reconoció que le había dado al cantante un revuelto de medicamentos, aunque en las diferentes vistas preliminares insistió en que fue el propio 'Jacko' el que se inyectó el solo su 'leche'. 'Señoría, soy un hombre inocente', dijo antes de declararse 'no culpable' el médico personal del más pequeño de los Jackson Five, que permanece en libertad después de pagar una fianza de 75.000 dólares. 

Pero estas no son las únicas imágenes relevantes para el caso. Esta misma semana, Pastor confirmó que también se podrán ver las instantáneas de la autopsia. Estas dos fotografías muestran el cadáver de Jackson tumbado en la camilla vestido y desnudo. Con ellas el jurado podría valorar el estado de salud de Jackson a las pocas horas de su muerte.

Con los miembros del jurado listos para el juicio que arrancará el próximo 8 de septiembre y con todas las pruebas disponibles, la acusación y la defensa intentarán aclarar lo sucedido la madrugada del 25 de junio de 2009, cuando el Hospital de UCLA recibió una llamada desde el domicilio del cantante pidiendo una ambulancia.