Público
Público

Micheletti defiende la "decisión soberana" de Honduras de salirse de la ALBA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, defendió hoy la "decisión muy soberana" del país de abandonar la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), que él ha pedido al Parlamento que ratifique.

"Lo importante en este caso es que el mundo se dé cuenta que nosotros, la mayoría de los hondureños, no estaba de acuerdo con ese tratado y hoy, simple y sencillamente, (retirarse) es una decisión muy soberana de Honduras", declaró el gobernante de facto.

"Esa fue una decisión tomada por el Ejecutivo en Consejo de Ministros" el martes, recordó Micheletti a los periodistas en la Casa Presidencial después de recibir un homenaje de la Unión Cívica Democrática (UCD), una coalición de organizaciones civiles que respalda a su Gobierno.

El Ejecutivo envió el miércoles al Congreso Nacional su iniciativa de abandonar la ALBA para que la ratifique, pero el Parlamento entró ayer, jueves, en receso navideño y hasta enero próximo no podrá discutirlo.

Honduras se adhirió a la ALBA en 2008, durante el Gobierno de Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio pasado.

Micheletti también reiteró que entregará el poder el 27 de enero de 2010 a Porfirio Lobo, del opositor Partido Nacional, virtual ganador de las elecciones del 29 de noviembre pasado.

"Son 39 días que faltan ya para entregar el poder (...), vamos a hacer esfuerzos para tratar de mantener la tranquilidad y la paz en el país, que es lo que queremos todos, y entregar el 27 de enero como constitucionalmente manda la ley", manifestó.

"Todo lo que yo pueda hacer para que el Gobierno próximo sea un Gobierno próspero, un Gobierno con las mejores intenciones para el pueblo, lo voy a hacer, voy a prestar todo lo que esté de mi parte para que sea un buen Gobierno porque es el que merecemos los hondureños, ya no es Gobierno de partido político", añadió.

Asimismo, reafirmó que "es necesario que se cumpla el Acuerdo de Tegucigalpa-San José", firmado el 30 de octubre por representantes suyos y de Zelaya para tratar de resolver la crisis política causada por el golpe de Estado del 28 de junio.

Micheletti reiteró su disposición de integrar el Gobierno de reconciliación establecido por el acuerdo, pero indicó que ha "hecho el intento para que el señor ex presidente Zelaya" también acepte formarlo, pero se ha negado.

Sin embargo, recordó, "tenemos más de 11 funcionarios", entre ministros, viceministros y otros en el actual Gobierno que también lo fueron en la administración de Zelaya.