Público
Público

Miembros de Greenpeace se encadenan a la central de Garoña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de activistas de Greenpeace se encadenó el jueves por la mañana a la entrada de la central nuclear de Garoña, en Burgos, para exigir el cierre inmediato de la planta y la clausura de las otras siete centrales nucleares de la red, según anunció la organización en un comunicado.

La ONG cifró el número de manifestantes en sesenta, mientras que el responsable de relaciones exteriores de la central, Elías Fernández Centellas, estimó que había "unos 15 ó 20".

Los activistas instalaron un contenedor clavado al suelo en la entrada principal, dentro del que se atrincheraron varios ecologistas que según la organización, están "preparados para resistir y equipados para transmitir su experiencia antinuclear a la sociedad".

Fuera del contenedor, otras personas se encadenaron a la puerta con pancartas en las que se leía "Garoña, cierre ya".

La Guardia Civil esperaba frente al despliegue, organizado en torno a las 6 de la mañana, a recibir órdenes para intentar dispersar a los manifestantes, según Fernández Centellas. Un portavoz del instituto armado dijo que no podía aportar ninguna información.

"Es una protesta, como ellos mismos dicen, una manifestación pacífica, y están intentando bloquear el acceso a la central (...) pero se puede pasar, no hay ningún problema", aseguró Fernández Centellas.

"(En la planta) todo el mundo está en su sitio", añadió, por lo que la empresa no tomará medidas contra los manifestantes.

La organización ecologista asegura que la central de Garoña, inaugurada en 1971, está amortizada y sufre graves problemas de seguridad. Aunque su permiso de explotación expira en julio de 2009, la empresa Nuclenor, propiedad a partes iguales de Endesa e Iberdrola, ha pedido una prórroga de 10 años, según la ONG.

Greenpeace reclama al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que cumpla la promesa electoral de reducir la dependencia del país de la energía nuclear en favor de las fuentes de energía renovables.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que regula la energía nuclear en España, dijo hace poco que la renovación de sus operaciones dependería de cómo introduzcan procedimientos más estrictos de seguridad, después de una serie de paradas no previstas para realizar labores de mantenimiento.

El CSN está trabajando en un informe de seguridad y viabilidad para la planta.