Público
Público

Miguel llegó a tiempo al entrenamiento tras las vacaciones en las que fue detenido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jugador portugués del Valencia Miguel Brito llegó a tiempo al primer entrenamiento de su equipo tras las vacaciones de Navidad, durante las que protagonizó en Lisboa un altercado nocturno el pasado viernes en una discoteca en el que se escucharon disparos y tras el que permaneció detenido algunas horas.

El jugador llegó a las instalaciones de la ciudad deportiva del Valencia con su vehículo particular y a la hora acordada para la vuelta al trabajo, justo después de aterrizar en el aeropuerto de Manises tras haber sido cancelado el vuelo matinal en el que Miguel debía regresar a Valencia desde la capital portuguesa.

Miguel ha tenido que buscar una alternativa para encontrar un vuelo que le permitiera llegar a tiempo de participar en la sesión de hoy con el resto del primer equipo del Valencia, ya que no llegó a la ciudad en la tarde-noche del domingo, al igual que hicieron algunos de sus compañeros.

El jugador coincidió en el edificio principal de la ciudad deportiva del Valencia con Manuel Llorente, presidente de la entidad, quien declinó, al abandonar el recinto, hacer declaraciones sobre el contenido de la conversación que había mantenido con Miguel.

Así pues, Miguel Brito inició con normalidad la primera sesión de entrenamiento tras el parón navideño, encaminado a preparar el primer partido del Valencia en el año 2010 que tendrá lugar el sábado en el estadio de Mestalla, frente al Espanyol de Barcelona.

El lateral del Valencia completó sin problemas un entrenamiento en el que se limitó a participar en todos los ejercicios preparados por el cuerpo técnico del Valencia e incluso marcó un gol en el partido que se disputó en un campo reducido.