Público
Público

Miles de franceses se manifiestan contra la reforma de las pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de ciudadanos franceses se manifiestan hoy por las calles de ciudades de todo el país en una nueva protesta contra el proyecto gubernamental que retrasa la edad mínima legal de jubilación en dos años, hasta los 62.

La gran manifestación de París, en la que según los primeros datos de la policía participaban unas 50.000 personas cerca de las 14:00 GMT -una hora después de su comienzo en la Plaza de la República-, será el termómetro del apoyo a esta nueva convocatoria sindical.

En total se han convocado 229 actos y, a falta de datos definitivos, algunas centrales sindicales ya manifestaron que el apoyo de esta sexta jornada de protestas contra el plan de reforma de las pensiones es similar al del pasado 23 de septiembre, cuando además hubo un llamamiento a la huelga.

La manifestación de París comenzó detrás de una pancarta en la que se leía: "pensiones, empleos, salarios, un desafío de la sociedad".

La primera secretaria del Partido Socialista (PS, en la oposición,) Martine Aubry, apeló al primer ministro, François Fillon, a desmarcarse del proyecto estrella del presidente Nicolas Sarkozy, después de que aquél diera a entender hace unos días la existencia de una cierta distancia entre ambos.

"Estamos en una democracia, no se puede reformar un asunto tan difícil sin escuchar", clamó Aubry respecto a la polémica reforma de las pensiones, considerada un ataque en toda regla al estado del bienestar en Francia.

El nivel de participación será probablemente un nuevo punto de fricción hoy entre sindicatos y Gobierno, puesto que los diferentes cálculos de ambas partes en las anteriores convocatorias fueron la tónica dominante.

Según el ministerio del Interior francés, al mediodía de hoy habían participado en las manifestaciones unas 380.000 personas, cuando a la misma hora del 23 de septiembre se manifestaban 410.000, según los datos oficiales.

La jornada de hoy será seguida de otra el 12 de octubre que, además, que incluirá paros laborales.

El plan gubernamental de reforma de las pensiones ya ha comenzado su tramitación en el Parlamento.

Los sindicatos confían en lograr que el Gobierno dé marcha atrás al proyecto y obtener la modificación del texto a su paso por el Senado.

La medida estrella, y más polémica, del proyecto es la que prevé el retraso de la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años y la edad para cobrar el total de la pensión de 65 a 67.

Una enmienda del proyecto gubernamental podría pasar por la parte de la reforma que afecta a las mujeres, manteniendo la edad de jubilación actual para aquellas que han tenido tres hijos y que por ello han cotizado menos años.