Público
Público

La Ministra de Defensa dice no habrá bombas racimo en España a partir junio de 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra española de Defensa, Carme Chacón, anunció hoy que no quedarán bombas de racimo en España a partir de junio de 2009, salvo aquellas que usen los ingenieros para aprender a desactivarlas.

"Estaremos a la cabeza de la eliminación completa de bombas de racimo", subrayó Chacón, durante la visita que realizó hoy a las instalaciones de Fabricaciones Extremeñas (FAEX), en la localidad de El Gordo (Cáceres), en la que se están eliminando alrededor de 6.000 bombas y granadas de mortero de este tipo.

La desactivación de todas las bombas de racimo se podría adelantar de cumplirse las previsiones de FAEX, ya que desde la empresa se afirma que la desactivación podría haber finalizado a finales de marzo.

"Es nuestra intención terminar el trabajo antes del 1 de abril", aseguró hoy el presidente del Consejo de Administración de la Sociedad EXPAL, a la que pertenece FAEX, el almirante Francisco Torrente, lo que implicaría adelantarse al plazo previsto, cuyo tope se había fijado el 20 de junio de 2009.

La ministra de Defensa prefirió ser más cauta y se limitó a afirmar que "en medio año, en junio, no quedarán en España bombas de racimo" y añadió que en este apartado España se situará en cabeza a nivel internacional.

El 30 de mayo 111 países, entre ellos España, firmaron el Convenio de Dublín por el que se comprometían a erradicar las bombas de racimo, en lo que la ministra calificó hoy como "un gran éxito del multilateralismo", pero los plazos establecidos para hacerlo se fijaron en un máximo de 12 años.

Por eso, Chacón aseguró hoy que "los plazos eran largos, muy largos; queríamos ir mucho más rápido" y explicó que el cumplimiento de los plazos más ambiciosos trazados por España sería imposible sin la colaboración de los ministerios de Defensa, Exteriores e Industria.

FAEX ya ha eliminado 100 bombas de racimo, cumpliéndose así el compromiso realizado ante el Congreso el 17 de julio por Carme Chacón, quien aseguró entonces que cuando se firmara el Acuerdo de Oslo, que se rubricará mañana, España ya habría eliminado un centenar de armas de este tipo.

"Hemos cumplido con ese plazo. Mañana se habrán destruido ya cien de esas municiones", aseguró la ministra, y afirmó que "las bombas de racimo son una ejecución sin sentencia".

El director técnico de Desmilitarización de FAEX, Gregorio López, destacó que la destrucción de las municiones se hace con la máxima seguridad, un respeto escrupuloso con el medio ambiente y con los estándares máximos de calidad.