Público
Público

Los ministros de la UE respaldan la renegociación del acuerdo de pesca con Mauritania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Pesca de la UE han respaldado hoy una renegociación del acuerdo con Mauritania -el más importante para la flota comunitaria- para ajustar las licencias y la compensación financiera a los barcos que realmente faenan en esas aguas.

El Consejo de Agricultura y Pesca ha aprobado, sin debate, un texto de conclusiones en el que da el visto bueno a la revisión del convenio pesquero entre la UE y Mauritania, para modificar el actual protocolo.

Los Veintisiete han apoyado así el pacto entre la Comisión Europea (CE) y el Gobierno mauritano para volver a negociar el acuerdo, con vistas a cerrar uno nuevo en el que Bruselas pretende ajustar el número de permisos a los barcos que faenan en aguas mauritanas y a cambio, cambiar la contrapartida abonada a ese país.

El acuerdo de pesca ofrece ahora permisos para 200 barcos comunitarios -la mayoría españoles-; en compensación, la UE abona a Mauritania 86 millones de euros anuales.

Los ministros han avalado un nuevo acuerdo, de cuatro años, en el que las licencias para la flota de la UE "reflejen un equilibrio" entre el aprovechamiento real por parte de los barcos comunitarios y el dinero abonado por la Unión; se habla no tanto de bajar la contrapartida como de buscar diferentes vías presupuestarias.

"Nuestra compensación será proporcional al empleo efectivo de las licencia", según ha manifestado el actual presidente del Consejo de Pesca de la UE, el esloveno Iztok Jarc.

La CE planteó revisar el acuerdo porque constató que de los 13 países comunitarios que disfrutan de las licencias, algunos no las están aprovechando, sobre todo los que están más al norte de Europa.

El Gobierno español ha asegurado que no están en peligro las licencias de los buques españoles que acuden al caladero, unos 120.

Los ministros han solicitado también que se introduzca un mecanismo "de flexibilidad" y han instado a la CE a que funcione de tal manera que no haya costes adicionales "excesivos" para los operadores, ni impida el desarrollo de las pesquerías, respetando al sector local de Mauritania.

Asimismo, piden a Bruselas que tome acciones para mejorar las infraestructuras portuarias y servicios, así como para prestar una atención especial a la cooperación regional en la "gestión de especies migratorias".

La presidencia de la UE ha señalado que el acuerdo asegura al país africano un tercio de sus ingresos nacionales.