Público
Público

Sólo una modelo de un total de 45 es rechazada en Cibeles por su bajo peso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sólo una de las 45 modelos que a partir de mañana desfilarán por la pasarela de Cibeles Madrid Fashion Week, antigua Pasarela Cibeles, ha sido rechazada para mostrar las colecciones de los diseñadores por tener un Índice de Masa Corporal (IMC) inferior al establecido por la dirección del certamen.

La doctora Susana Monereo, especialista en endocrinología y nutrición, encargada de pesar a las jóvenes modelos durante la tarde de ayer y la mañana de hoy, señaló al término de esta actividad que sólo una modelo de Polonia ha sido rechazada al reflejar la balanza que su IMC era de 17, inferior al 18 establecido por la dirección del certamen como válido para superar el control.

El resto de las chicas que a partir de mañana y durante toda la semana desfilarán en Cibeles Madrid Fashion Week tenían un Índice de Masa Corporal superior a 18, si bien la doctora Monereo precisó que sólo alguna de ellas ha dado un IMC ligeramente superior a 19, mientras que el resto estaban entre 18 y 19.

"Son modelos y por lo tanto están todas delgadas", señaló la doctora, quien precisó que "no podemos pretender otra cosa", aunque destacó que en general las chicas "están bien" y cumplen con el mínimo exigible.

Susana Monereo afirmó que en términos generales las modelos que repiten en esta cita con la moda están "igual" de peso que en anteriores ediciones e intentan mantenerse, y precisó que algunas han contado al equipo médico encargado de realizar el control de peso que en los últimos meses habían comenzado a frecuentar un gimnasio.

La experta en endocrinología y nutrición señaló que si este control del peso, establecido cinco ediciones atrás en Pasarela Cibeles, ayuda a que las modelos estén mejor de aspecto físico y de salud "me alegro mucho de haber contribuido a ello".

No obstante, Monereo aclaró que el estado de salud de todas las jóvenes que han desfilado entre ayer y yo "es perfecto, estén delgadas o no", y subrayó que aunque en una semana alguien que lo pretenda puede ganar un kilo "no se trata de eso, sino de establecer unas normas cuyo objetivo es que la gente que desfila dé una imagen saludable de la pasarela".

Por su parte, la directora de Cibeles Madrid Fashion Week, Leonor Pérez Pita comentó a los periodistas la nueva etapa que se inicia mañana en este certamen con las importantes novedades introducidas este año, en el que la feria cambia de nombre, triplica su espacio y aumenta considerablemente el número de diseñadores.

Así, entre esas novedades Pérez Pita citó el hecho de que la semana de la moda española pasa de contar con 4.000 metros de pabellón a tener 14.000, de tener una pasarela única a dos, y a englobar todo en el mismo espacio, a los diseñadores consagrados y a las jóvenes promesas.

Además, la directora de la feria, que tiene lugar en el pabellón 14 de IFEMA, destacó el "cibelespacio" que se montará anterior a las dos pasarelas, que dará acogida a las distintas revistas de moda y a varios stands de patrocinadores que realizarán distintas actividades a lo largo del día, desde conciertos hasta un espacio en el que los jóvenes diseñadores venderán sus colecciones.

"Es importante no sólo el contenido sino también el continente" para internacionalizar la semana de la moda española, según Pérez Pita, quien admitió que en las últimas ediciones IFEMA ha preferido hacer coincidir este certamen con la semana de la moda de Londres que con la de Milán o París.