Público
Público

La modista que aprendió a coser la vida

Antena 3 rueda en Marruecos la serie 'El tiempo entre costuras', basada en la exitosa novela de María Dueñas 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actriz Adriana Ugarte espera pacientemente a que le retoquen el maquillaje característico de una mujer de los años treinta, mientras el resto del equipo trabaja para continuar con el rodaje. Están en el Hotel Minzah de Tánger, grabando la serie El tiempo entre costuras, la nueva apuesta de ficción para el prime time de Antena 3 en 2012. Esta producción está basada en la novela homónima de María Dueñas, que ha vendido un millón de ejemplares desde que Temas de Hoy la publicó en junio de 2009, ya cuenta con 34 ediciones y ha sido editada en 23 países.

En esta producción de Ida y Vuelta, Adriana Ugarte da vida a Sira Quiroga, una modista madrileña sin más aspiraciones que dejar pasar la vida cosiendo dobladillos, montando cuellos y mangas y viendo cómo sus creaciones visten a mujeres de una clase social superior. Sin embargo, el amor llegará a su vida para reventar todos sus planes. Un vividor sin escrúpulos la llevará hasta Marruecos, donde la abandonará. Por eso tendrá que superar sus miedos y salir adelante sola, recurriendo a lo único que sabe hacer: coser. Pero este quehacer entre patrones, hilvanes y tejidos, dará paso a una vida más intensa llena de tramas de espionaje, riesgo, con encuentros con personajes históricos, como Juan Luis Beigbeder (Tristán Ulloa), y con una nueva oportunidad para el amor.

'Sira es una superviviente, muy trabajadora y luchadora', dice Ugarte

'Sira es una superviviente, una persona muy trabajadora y luchadora que va a vivir un momento de soledad profunda en Marruecos', explica Ugarte durante un paréntesis del rodaje.

La creadora de Sira, María Dueñas, quiso perfilar una mujer independiente 'en unos años en los que no tenían ninguna presencia social más allá de la familia, la casa y el entorno doméstico'. Para darle autonomía económica la convirtió en una modista capaz de moverse en distintos ambientes. Este aspecto es destacado por la actriz Alba Flores, que da vida a Jamila, la ayudante de Sira. 'Es una historia con muchas mujeres muy fuertes, que agarran la vida con las dos manos', destaca.

Un ejemplo de este carácter femenino es el personaje de Dolores, la madre de Sira, que interpreta la actriz Elvira Mínguez, una mujer cuyo pilar fundamental es 'la dignidad'. Dolores será testigo directo de la Guerra Civil, lo que la convertirá 'en una mujer destruida, con miedos' y sin la capacidad de ver esperanza ni futuro. 'Me gusta pensar que esta mujer refleja todo lo que va ocurriendo en España, cómo la ilusión de la República cambia y cómo se llega al desastre', relata Mínguez.

Para Dueñas, el gran motor de la novela está constituido por los afectos

En la evolución que experimenta Sira contará con el apoyo de personajes como su amiga Rosalinda Fox (Hannah New) y el comisario Vázquez. El actor Francesc Garrido da vida a este comisario de policía de Tetuán que tratará de mantener el orden 'en una época convulsa y extraña' marcada por el estallido de la Guerra Civil, 'en la que nadie sabía lo que iba a pasar'. Vázquez encontrará en Sira a 'alguien puro' y en una época 'tan podrida como esa' se conmoverá y decidirá ayudarla.

Todas las relaciones y vicisitudes que afronta Sira conforman, según Dueñas, 'una historia muy poliédrica', donde los afectos 'de muy distinto tipo' constituyen un gran motor de la novela. 'Todo eso lleva después un aliño de aventuras, de quiebros inesperados y de muchas sorpresas', sostiene Dueñas, para quien la variedad de enfoques es lo que llama la atención del lector.

El rodaje de la serie cuenta con localizaciones en Tánger, Tetuán, Madrid y Lisboa

María Dueñas ha vivido con emoción tanto la visita al rodaje en Tánger como el descubrimiento de las primeras imágenes de su historia, cuya adaptación nunca le provocó miedo. 'Tenía claro desde el principio que la serie era una cosa distinta. Tuvimos muchas propuestas, pero esta pareció la más sólida. Pensé que valía la pena lanzarse', explicó esta escritora, que ha colaborado aportando sugerencias.

Antena 3 ha optado por hacer una serie de 11 capítulos en lugar de una miniserie de dos o tres entregas porque el libro es 'lo suficientemente rico' como para tener esa duración, según indicó Sonia Martínez, directora de ficción de esta cadena. Por su parte, Dueñas apuntó que nunca consideró que hacer una serie fuese 'menos interesante' que hacer una película, porque sabía que en una producción larga para la pequeña pantalla 'no se iba a perder nada del libro'. Además, algunas de las tramas se ampliarán.

Esta producción con estilo cinematográfico no tendrá continuidad, ya que Dueñas no tiene intención de escribir una segunda parte. Lo que sí ha iniciado ya es el trabajo para su próxima novela, que se publicará el año que viene. Este libro tendrá una de las cosas que, para Dueñas, más ha enganchado de El tiempo entre costuras: los afectos y las emociones. 'Aunque sean muy distintas van a tener ese punto en común que ha sido gran parte del éxito ', apuntó.

El rodaje de El tiempo entre costuras acabará en diciembre y contará con localizaciones en Tetuán, Madrid y Lisboa, además de Tánger, y se guiará por una idea clara, tal y como destaca Garrido: ser 'admirablemente fiel' al libro.