Público
Público

Moncho Borrajo, absuelto de la acusación de injuriar y calumniar a Rosa Valenty

El enfrentamiento entre ambos nace de un conflicto laboral surgido en la preparación de un espectáculo para el teatro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juzgado de instrucción número 2 de Madrid ha absuelto al humorista y empresario teatral Moncho Borrajo de los delitos de injurias y calumnias que le imputaba la actriz Rosa Valenty, cuyo abogado pedía por ello una pena de tres años de prisión e indemnización de 150.000 euros.

Según el fallo del juzgado, contra la que cabe recurso de apelación, Borrajo es declarado absuelto de haberla calumniado e injuriado en diferentes programas de televisión (Gente y Por la mañana, de TVE) y revistas (Interviu) entre 2005 y 2006 y se consideran de oficio las costas causadas. El humorista habría imputado en ellas un delito de hurto/apropiación indebida y estafa a Rosa López Estrella, Rosa Valenty, y habría proferido 'insinuaciones falsas sobre su capacidad profesional, su supuesto alcoholismo, desahucio, etc', según el fallo de la juez Almudena Rivas.

El enfrentamiento entre ambos, como también menciona la sentencia, nace de un conflicto laboral surgido en la preparación del espectáculo España cabaré. Dicho problema generó un juicio de faltas contra Borrajo, tras el que este fue multado con 300 euros; otro por despido improcedente de Valenty del espectáculo España Cabaré, por el que el empresario la tuvo que indemnizar, y un tercero por injurias en esta ocasión de la actriz al humorista, que ganó ella.

La sentencia precisa que en este caso 'conviene analizar las circunstancias en las que se producen las manifestaciones del acusado' para calibrar las acusaciones y subraya que estas 'se originan tras la exposición pública de la querellante de sus problemas laborales y judiciales con el acusado'. Se iniciaron entonces, indica, 'sucesivas intervenciones del acusado y de la propia querellante en diferentes programas rebatiendo ambos los argumentos del contrario' en las que 'ambas partes' exponen abierta y públicamente el conflicto en el que se encuentran inmersos' y obtienen 'ingresos económicos significativos'.

Las manifestaciones del acusado en los programas de televisión, sostiene la jueza, no constituyen 'ningún delito contra el honor' pues se limitan a explicar el resultado 'del juicio de faltas' previo entre ambos, en el que Borrajo, 'dentro del ámbito de una discusión', llamó a Valenty 'mal criada, mala profesional, tonta y embustera'. Eso, dice, es lo que este 'relata' a los reporteros 'excluyendo de esta forma todo ánimo difamatorio o injurioso'.

'Respecto a las supuestas afirmaciones relativas al alcoholismo de la sra. Valenty y que presuntamente profirió el acusado (...) únicamente hay un voz en off que literalmente dice 'sin acusarla directamente de ser alcohólica, Borrajo lo daba a entender en la entrevista al asegurar que durante un ensayo la Valenty se puso a beber sobre el escenario''.

Sobre las calumnias por imputación falsa de un delito de hurto/apropiación, la sentencia señala que además de que el acusado no hace públicamente 'ninguna referencia' a 'un picardías verde' pagado por Rosa Valenty en el que esta sostiene su derecho a la propiedad del vestuario, Borrajo 'hablaba en la creencia' de que era él el que había pagado la totalidad.

El empresario y humorista señala que en los últimos ocho años ha tenido que 'soportar injurias, insultos y menosprecio por parte de muchas personas de este país, a raíz de una discusión con la señora Valenty en el teatro' y que en ese tiempo ha pasado 'por una gran depresión a consecuencia de todas estas acusaciones'.