Publicado: 05.12.2014 15:11 |Actualizado: 05.12.2014 15:11

Montoro quiere publicar también la lista de defraudadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado este viernes que el Gobierno tiene la intención de publicar también la lista de defraudadores con la Hacienda Pública y no sólo la lista de morosos que ya incorpora la reforma de la Ley General Tributaria, en trámite de audiencia pública.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, Montoro indicó que la intención del Gobierno es que una vez que haya sentencia firme y la Justicia determine que ha habido delito fiscal, la opinión pública pueda conocer el nombre de estos defraudadores, "porque no siempre se conoce". "Entendemos que es positivo que tenga esa difusión pública", reiteró.

Al mismo tiempo, indicó que en las próximas semanas el Ejecutivo aprobará la reforma de la Ley General Tributaria, que incluye la publicación de la lista de morosos con Hacienda a partir de un cierto importe , tanto en el caso de personas físicas como jurídicas. Montoro afirmó que la lucha contra el fraude fiscal es uno de los principales objetivos del Gobierno, y añadió que en esta legislatura se "ha avanzado mucho en esta materia", así como en la persecución de determinados delitos económicos.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el nuevo reglamento del IRPF, que recogerá las modificaciones introducidas en la reforma fiscal y que permitirá que ya desde las nóminas de enero los contribuyentes se beneficien de la rebaja del impuesto. Al término de la reunión del Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, destacó que el nuevo reglamento permitirá que las empresas puedan aplicar desde enero el nuevo cálculo de las retenciones en las nóminas de sus empleados, así como solicitar, desde el 7 de enero, las nuevas deducciones para familias numerosas y con discapacitados, que funcionarán como impuestos negativos el vez de pagar, el contribuyente recibe una determianda cantidad).

Unos 750.000 hogares podrán beneficiarse de las nuevas deducciones en forma de impuestos negativos para contribuyentes con personas con discapacidad a su cargo o familia numerosa, por un valor conjunto de 732 millones de euros en 2015. Los requisitos para esas deducciones son, básicamente, realizar actividad por cuenta propia o ajena y estar dado de alta en la Seguridad Social o mutualidad.

Al igual que la deducción por maternidad (otro impuesto negativo "perfectamente compatible con los nuevos"), será posible solicitar a la Agencia Tributaria la percepción anticipada de las nuevas deducciones, a razón de hasta cien euros mensuales por cada una de las personas a las que se tenga derecho. Por cada una de esas personas se tendrá derecho a una deducción acumulable de 1.200 euros anuales (2.400 si son familias numerosas de categoría especial). Se podrán solicitar desde el 7 de enero por Internet o por teléfono, presentando el modelo 143 de la Agencia Tributaria.

Asimismo, el reglamento del IRPF aprobado este viernes incluye las nuevas retenciones del trabajo y de los pagos a cuenta, debido a que el impuesto reduce tanto los tramos como los tipos del impuesto, tanto en los rendimientos del trabajo como en los pagos a cuenta. Las retenciones por actividades profesionales y actividades económicas bajarán del 21% al 19% en 2015 y al 18%, en 2016. Se incorpora también el nuevo tipo del 15% para profesionales con menores importes de rendimientos íntegros (15.000 anuales). El tipo de retención para administraciones de entidades cuya cifra de negocios sea inferior a 100 euros pasará del 42% actual al 20% en 2015 y al 19% en 2016.

Hacienda ha puesto varios ejemplos para explicar las nuevas deducciones. Así, un trabajador sin hijos con rentas de 20.000 euros brutos anuales que ha pagado un 14% de su nómina mensual por IRPF, pagará un 12,25% desde enero, 350 euros anuales menos. Esta cifra, supone un ahorro de un 12,5% respecto al año anterior, lo cual se traduce, en términos reales, en que va a disponer de 29 euros más al mes.

A partir de enero de 2016 se le aplicará un tipo de retención del 11,69% a su nómina mensual, es decir, se le retendrán 461,80 euros anuales menos que en la actualidad, lo que supone un ahorro de un 16,49% respecto a 2014 y se traduce, en términos reales, en que va a disponer de 38% más al mes.

Montoro ha asegurado que la reforma fiscal, que entra en vigor el 1 de enero, está orientada a facilitar un aumento de la renta disponible para familias y empresas del orden de 9.000 millones de euros en dos años, así como impulsar la creación de empleo y fortalecer el ahorro y la competitividad empresarial.

Montoro indicó que el objetivo del Gobierno es que en el año 2015, que será un ejercicio "importante" en términos de crecimiento, ya que el PIB crecerá "al menos" un 2%, las familias cuenten además con mayor renta disponible.