Público
Público

Morales, un cocalero frente a la clase política tradicional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato favorito para la presidencia en Bolivia es el indígena Evo Morales, que el domingo tratará de repetir su victoria abrumadora de hace cuatro años, cuando desplazó del poder a los candidatos de los partidos tradicionales.

Morales se enfrenta a siete candidatos, pero quienes aparecen con más posibilidades de aguarle la fiesta son el ex prefecto derrocado Manfred Reyes Villa o, con menos opciones, el empresario cementero Samuel Doria Media.

De triunfar, el líder indígena lograría su quinta victoria consecutiva en las urnas después de que en 2005 ganara la presidencia del empobrecido e inestable país y posteriormente se impusiera en tres referendos.

MORALES, SEGUIR CON LA REVOLUCION

Evo Morales Ayma acaba de cumplir 50 años. El primer presidente indígena de Bolivia nació el 26 de octubre de 1959 en el pueblo de Orinoca, a orillas del lago Poopó, en el departamento altiplánico de Oruro.

El suele proclamar que debutó en política en la región tropical productora de coca del Chapare, a donde llegó como veinteañero, como miles de otros desplazados aymaras, para iniciar una carrera sindical que devino en liderazgo nacional.

También le gusta decir que sigue soltero porque está "casado" con Bolivia, aunque ha admitido, ya en el Gobierno, que tiene dos hijos.

De niño, Morales trabajó la tierra y fue pastor de llamas. Pasó una niñez muy pobre y, ya adolescente, trabajó como ladrillero, panadero y músico para pagar sus estudios. Nunca terminó la escuela secundaria y poco antes de cumplir la mayoría de edad viajó a La Paz a cumplir el servicio militar.

En 1980, un fenómeno de El Niño particularmente cruel arrasó con la producción agrícola y ganadera obligando a cientos de familias como la suya a emigrar del frío altiplano a las cálidas tierras del Chapare, en Cochabamba.

Allí se convirtió en líder después de huelgas, bloqueos, marchas y otras manifestaciones en defensa del cultivo de coca bajo la premisa "cocaína cero, pero no coca cero". Morales conoció entonces la cárcel y el confinamiento.

En 1997 llegó al Congreso como el diputado más votado, pero fue expulsado de su escaño acusado de apoyar el terrorismo, como definió la mayoría del Congreso a las protestas cocaleras.

Evo, como le gusta que lo llamen, volvió a sacudir la política boliviana presentándose a las elecciones presidenciales de 2002, quedando a sólo 1,6 puntos porcentuales detrás del ganador Gonzalo Sánchez de Lozada.

Ya como máximo dirigente de la oposición, lideró gran parte de las protestas sociales que provocaron al año siguiente la caída de Sánchez de Lozada, a quien siguieron dos débiles gobernantes interinos.

El caos político de Bolivia encontró una salida en diciembre de 2005 cuando Morales, logrando aglutinar a indígenas y sectores de clase media, obtuvo casi el 54 por ciento de los votos, lo que le permitió acceder a la presidencia como el tercer mandatario boliviano elegido por mayoría absoluta.

Durante sus casi cuatro años en el poder, Morales nacionalizó empresas del sector de hidrocarburos, telecomunicaciones y minería; abrió las puertas del poder a los indígenas, puso en marcha una nueva reforma agraria privilegiando a los campesinos y creó bonos para niños, ancianos, y madres embarazadas.

Además, cambió la Constitución, abriendo paso a las elecciones adelantadas de este domingo, con la posibilidad de terminar encabezando uno de los gobiernos más largos de la historia boliviana.

El programa de Morales para los próximos cinco años propone, como eje, la industrialización del país, incluyendo una serie de fábricas estatales y la puesta en órbita del primer satélite boliviano de comunicaciones, "Túpac Katari".

MANFRED REYES VILLA, EL EX PREFECTO DERROCADO

Nacido en La Paz hace 54 años, el ex capitán del Ejército Manfred Reyes Villa es hijo de un general que participó en la dictadura de Luis García Mesa (1980-1981). Colaboró también con ese dictador e hizo luego carrera política como alcalde de la ciudad central de Cochabamba. Está casado y tiene siete hijos.

Antes de abandonar la alcaldía, permitió la privatización del agua, lo que originó la "guerra del agua" que se libró en Cochabamba los primeros meses de 2000 con el saldo de, al menos, 16 muertos y más de 120 heridos.

En 2002 se presentó por primera vez a las elecciones presidenciales, en las que obtuvo el tercer lugar con el 20,91 por ciento de los votos.

En el 2006 fue elegido prefecto (gobernador) del departamento de Cochabamba, cargo que tuvo que abandonar dos años después tras un referéndum revocatorio.

Se enfrenta a procesos judiciales por corrupción y su fortuna no justificada. Su candidato a vicepresidente, el ex prefecto Leopoldo Fernández, está preso en La Paz acusado de una matanza de campesinos en septiembre de 2008.

SAMUEL DORIA MEDINA, PROSPERO EMPRESARIO

Samuel Doria Medina nació en La Paz en 1958 e ingresó en política 26 años después. En 1989, Doria Medina, economista de profesión, fue ministro de Planeamiento del Gobierno de Jaime Paz Zamora, un ex izquierdista aliado del dictador Hugo Banzer.

Doria Medina impulsó la privatización de diversas empresas, al punto que sus opositores lo acusan de haber prometido privatizar una empresa al día.

Es uno de los accionistas principales de la Sociedad Boliviana de Cemento (SOBOCE), el mayor conglomerado boliviano del cemento, y presidente de Bolivian Foods, titular de la franquicia de Burger King en Bolivia. Trabajó en organismos internacionales.

En 1995 fue secuestrado por el grupo guerrillero peruano Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) durante 45 días, teniendo que pagar un rescate para su liberación.

Con Paz Zamora se presentó sin éxito a la vicepresidencia en 1997 y creó luego el partido Unidad Nacional (UN) con el que postuló a la presidencia en 2005, quedando tercero, tras Morales y el ex presidente derechista Jorge "Tuto" Quiroga.

Fue parte de la Asamblea Constituyente que redactó la Constitución aprobada en enero de este año.

Sus promesas electorales destacan temas de productividad y desarrollo, especialización en productos orgánicos y apoyo a los empresarios y microempresarios.