Público
Público

Mou ya no trabaja la Liga

El técnico viajó a Francia para ver al Lyon, rival en la Champions, y se saltó el entrenamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Lyon jugaba en Saint Etienne. Eso es lo que más le importaba a Mourinho. La Liga ya es un asunto menor para él y así lo escenificó con un viaje insólito. A la misma hora que el equipo se ejercitaba en Valdebebas a las órdenes de Karanka, él volaba en un avión privado hacia Francia para seguir en directo a su rival en la Liga de Campeones.

El Madrid disputa hoy en Cornellà un partido decisivo para seguir en la pelea por el título con el Barça. No puede permitirse un tropiezo más en el campeonato porque está a siete puntos del liderato, pero eso a su técnico pareció importarle menos que lo que le sucediera al Lyon. Desde la derrota en Pamplona el técnico portugués había defendido públicamente que la Liga no estaba perdida y que sus futbolistas no debían bajar los brazos pese a la brecha de puntos. Ese discurso se le cayó a Mourinho con su viaje. En un hecho sin precedentes se saltó el último entrenamiento antes de una cita trascendental. Él, que presume de ser un superprofesional, se fumó de paso la rueda de prensa previa (no es la primera), pese a que siempre ha defendido que forma parte del partido. O al menos de los importantes. Este ya no lo considera como tal.

El entrenador que ha poblado los campos de entrenamiento de Valdebebas de un ejercito de ayudantes que, según él, 'no están sólo para colocar los conos', a la hora de la verdad sólo parece fiarse de lo que sus ojos ven, aunque Karanka, no lo vea así: 'Los jugadores están sorprendidos de los informes y de la información que reciben de los ayudantes'. Karanka, como es lógico, suavizó la ausencia de su jefe: 'Es un entrenador diferente y sorprende en muchas de sus decisiones como esta. Pero Mourinho sabe que ahora lo más importante es el partido del Espanyol'.

En el club ya barruntaban desde hace días que la cabeza de su entrenador está en la final de Copa y en la Liga de Campeones. El gesto de lo corrobora. Mourinho decidió volver a uno de los trabajos que más le llena profesionalmente: destripar a los rivales. Lo hacía para su padre cuando era un niño y también para Robson cuando fue ayudante del británico en el Barcelona. Su propio modus operandi como técnico tiene que ver con esa faceta: antes de cada partido entrega a sus futbolistas un dvd con los puntos fuertes y débiles los rivales para impedir que desarrollen su juego.

Pepe, el futbolista que según Mourinho condiciona todo el funcionamiento del equipo, regresó a la lista y lo más probable es que forme parte del once titular. El técnico pretende que recupere cuanto antes el ritmo de partidos de cara a la Liga de Campeones, su gran obsesión. Igual que Kaká, que apunta de nuevo a dirigir el ataque por detrás de Benzema o de Adebayor.

El Espanyol, al que sólo el Barça ha logrado derrotar en Cornellà, puede apartar definitivamente al Madrid del título de Liga, aunque Mourinho ya empezara a asumirlo con ese viaje inaudito.