Público
Público

Mubarak: "O Israel negocia, o no será reconocido por los árabes"

El presidente de Egipto exige a Netanyahu que frene los asentamientos y busque un acuerdo de paz justo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los estados árabes reconocerán a Israel y normalizarán sus relaciones con el estado judío después de que se logre un amplio y justo acuerdo de paz para Oriente Próximo y no antes, dijo el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

En una entrevista con el diario estatal Al Ahram publicada el lunes, Mubarak - que se encuentra en Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama -, dijo que la experiencia árabe con las negociaciones de paz paralizadas desde la Conferencia de Madrid de 1991 'no animan' a que se tomen pasos hacia la normalización con Israel.

Mubarak, junto al rey Abdullah de Jordania, se ha convertido en el máximo valedor del proceso de paz que Obama intenta llevar a cabo. El rey jordano ya avisó en mayo de que los avances en este sentido deben ser importantes en los próximos seis meses si se quiere evitar un nuevo conflicto en la zona 'de aquí a un año'.

El enviado estadounidense para Oriente Próximo, George Mitchell, pidió en julio a los estados árabes que den 'pasos significativos hacia la normalización de relaciones con Israel'.'Le dije al presidente Obama en El Cairo que la iniciativa árabe ofrece el reconocimiento de Israel y la normalización después, y no antes, de que se logre una paz justa y amplia', dijo Mubarak al periódico.

'Le dije que algunos estados árabes que tenían oficinas mutuas de representación comercial en Israel estudiarían reabrirlas si Israel se compromete a dejar (la construcción de) asentamientos y reanuda las negociaciones sobre el estatus final con la Autoridad Palestina donde se quedaron con el Gobierno de Olmert', agregó.

Al preguntársele sobre una posible participación de Egipto en un 'paraguas de defensa' ampliado de Estados Unidos, al que se refirió en julio la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, como respuesta a un Irán nuclear, Mubarak dijo que no tomarán parte en él porque no permitirán la presencia de tropas o expertos extranjeros en su tierra.

Además, este paraguas supondría un reconocimiento tácito de una potencia nuclear regional, a la que Mubarak dijo que Egipto se opone, ya sea Irán o Israel.