Público
Público

Mueren 43 personas en un bombardeo y choques entre el Ejército yemení y Al Qaeda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 43 personas murieron anoche en un bombardeo y en enfrentamientos entre el Ejército yemení, que está apoyado por algunas tribus, y supuestos militantes de Al Qaeda en la provincia sureña de Abian, informó hoy a Efe una fuente militar.

Al menos seis soldados, entre ellos dos coroneles, y siete supuestos miembros de Al Qaeda perecieron en el valle de Dofás, próximo a la localidad costera de Zinyibar, controlada por este grupo terrorista desde el 27 de mayo pasado.

En esos enfrentamientos también resultaron heridos diecisiete uniformados y una veintena de radicales islámicos.

La fuente explicó que desde hace dos meses el Ejército se enfrenta a células yihadistas cercanas a Al Qaeda en el valle de Dofás para impedir que los combatientes tomen el control de otras ciudades en el sur.

También anoche, nueve miembros de una tribu progubernamental fallecieron y otros tres resultaron heridos por un bombardeo aéreo del Ejército que les atacó por error al pensar que eran un grupo de extremistas partidarios de Al Qaeda.

Asimismo, veintiún milicianos tribales perdieron la vida y otros setenta resultaron heridos en enfrentamientos contra militantes de Al Qaeda en el valle de Dofás, a 2 kilómetros de Zinyibar, en los que se emplearon metralletas y lanzagranadas, dijeron fuentes tribales a Efe.

Por otro lado, el Ejército ha detenido a cuatro combatientes de Al Qaeda, entre ellos un cabecilla de la organización, anunció hoy la agencia de noticias oficial Saba.

La agencia, que cita una fuente de los servicios de seguridad, precisó que el dirigente de Al Qaeda se llama Abdalá Said Omar Habibiat, y fue capturado en una puesto de control anoche.

Habibiat está acusado de participar en ataques contra la policía y los cuerpos de seguridad.

Al Qaeda cuenta con campos de entrenamiento en el Yemen, según las autoridades yemeníes y estadounidenses, y se cree que centenares de sus partidarios están escondidos en el sur del país.