Público
Público

Un muerto en el incendio en Lérida que se encuentra en fase de control

El fuego ha arrasado al menos 5.100 hectáreas en la región, donde se ha hallado un cadáver dentro de un vehículo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una persona murió en un incendio en la provincia de Lérida que ha calcinado 5.100 hectáreas y que ahora está en fase de control, informó el sábado la Generalitat.

Unas setenta dotaciones terrestres de los bomberos y seis medios aéreos trabajan para estabilizar el perímetro del foco que afecta a los municipios de Agramunt, Cabanabona y Oliola, informó el Departamento de Interior catalán.

El cadáver del fallecido, un hombre de unos 86 años, fue encontrado el viernes en el interior del perímetro del fuego en la zona de Cabanabona. El muerto estaba junto a un vehículo que se vio atrapado por el fuego.

Desde las 8.17 de la mañana el incendio está en fase de control pero aún tiene puntos activos en la zona perimetral.

Las llamas han calcinado unas 5.100 hectáreas, de las cuales un 27 por ciento corresponden a superficie forestal, agregó la Generalitat. El resto es terreno agrícola.

Esta semana un incendio en Sierra Cabrera, Almería, quemó al menos 4.000 hectáreas, en uno de los primeros grandes incendios del verano que obligó a desalojar a unas 500 personas.

La organización ecologista Adena publicó esta semana su 'Incendióetro' en el que, basándose en 21 variables como la gestión forestal o la frecuencia y tamaño de los incendios, clasifica a las comunidades autónomas por su vulnerabilidad a los fuegos.

Según este informe, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia encabezan esa lista, mientras que Madrid, Murcia y Andalucía destacaron como las que menos riesgo tenían de sufrir el impacto del fuego en sus bosques.