Público
Público

Una mujer, acusada de acosar online a una joven que se suicidó

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer de Missouri se creó una identidad falsa en Internet para atormentar a una adolescente que acabó suicidándose, según explicaron los abogados federales en un juicio que la creciente industria de las redes sociales está siguiendo de cerca.

Los abogados explicaron que Lori Drew, de 49 años, se hacía pasar por el adolescente Josh Evans en Myspace y que intercambiaba mensajes con Megan Meier, de 13 años. La hija de Drew y Megan habían sido amigas, pero se habían peleado, añadieron.

El abogado estadounidense Thomas O´Brien dijo que Drew, su hija y un empleado de la mujer "tramaron un plan para explotar la psique" de una niña que sabían que era "vulnerable, suicida y loca por los chicos".

"Su propósito era molestar a Megan Meier, molestarla, humillarla y herirla", manifestó O'Brien en su declaración inicial del miércoles. "Uno de sus propósitos era imprimir las conversaciones que tenían y llevarlas a la escuela de Megan, dejando que la gente se burlara de esta chica depresiva de 13 años", agregó.

Drew, de 49 años, está acusada por conspiración por acceder a ordenadores protegidos sin autorización para obtener información con el propósito de infligir angustia emocional a Megan Meier.

Cada uno de los cuatro cargos puede conllevar una pena máxima de cinco años en prisión.

Aunque las autoridades de Missouri declinaron la acusación impuesta a Drew, los fiscales federales de California los reclamaron puesto que MySpace tiene operaciones en el condado de Los Angeles.

A finales de 2006, la madre de Megan Meier, Tina, encontró a su hija "sentada y llorando frente al ordenador" después de mantener una pelea online con "Josh Evans" y un par de chicas.

"Dijo 'están diciendo cosas malas y horribles de mí'", testificó Tina Meier. "Le dije que saliera (de MySpace)", agregó la madre.

Menos de una hora después, Tina Meier encontró a su hija, que luchó durante años contra la depresión y el acoso escolar, ahorcada con un cinturón en su armario.

El abogado de Drew estuvo de acuerdo con los fiscales en que el caso era "profundamente trágico", pero responsabilizó a Ashley Grills, una empleada de Drew que en ese momento tenía 18 años, que fue quien le envió los mensajes finales, de la pelea que podría haber llevado a Megan Meier al suicidio.

"Este es un caso de fraude y abuso. Este no es un caso de homicidio", dijo el abogado de la defensa H. Dean Steward al jurado, compuesto por seis mujeres y seis hombres, en la corte federal de Los Angeles.

"El mensaje sobre el que hablaban (los fiscales) fue enviado cuando Lori Drew estaba en la calle y no en su casa", agregó el abogado.

"Drew no estuvo implicada en el plan que tramaron su hija y Grills para acosar a Meier, e insistió en que cerraran el perfil del chico en la página cuando se enteró de que la niña estaba poniéndole demasiado interés", dijo.

En un mensaje final, Grills, haciéndose pasar por Josh Evans, dijo a Megan: El mundo sería un lugar mejor sin ti. Que tengas una vida de mierda", según declaró O'Brien.