Público
Público

Natalie Cole homenajea a los mitos en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Natalie Cole, hija del legendario Nat "King" Cole, obsequió al público madrileño con una emotiva actuación en la que, además de versionar a su padre y maestro, realizó un recorrido por los clásicos de la música popular estadounidense interpretando canciones de Frank Sinatra, Peggy Lee o Neil Young.

A las diez y media de la noche se plantó Natalie Cole sobre el Escenario Puerta del Ángel. Como es habitual, la cantante de Los Ángeles mostró todo su sofisticación con un vestido blanco de tirantes y unos zapatos adornados con diamantes, a juego con un micrófono que también estaba decorado con piedras preciosas.

El directo de la polifacética artista arrancó con "Fever", el clásico de Peggy Lee. La banda de seis músicos que flanqueó a Cole estuvo magnífica durante toda la noche y acompañó perfectamente a la solista en la ejecución de grandes éxitos como "Summer sun" o " Come rain or come shine".

"Todos piensan que saben algo sobre el amor. Yo les contaré algo sobre el amor", afirmo Cole, quien se disponía a cantar la romántica "All about love".

La comunicación con el público fue una de las constantes del concierto de la artista, quien no paró de contar anécdotas, como la de haber escuchado por la mañana su versión de "Nice 'n' easy" en una tienda, una de las canciones más habituales del repertorio de Frank Sinatra.

Con "When I fall in love" se produjo el primer encuentro entre padre e hija. Lejos de ser un recuerdo triste a la figura de su progenitor, fallecido en 1965, este dueto es el legado de una familia dedicada en cuerpo y alma al jazz.

Tras la ejecución de este tema, la cantante aprovechó para dirigirse a los técnicos de luces, quienes no la iluminaron mientras interpretó la canción. Un detalle que Cole se tomó a broma afirmando que se suponía que los focos "deberían seguirla".

"Route 66", un tema que "no necesita presentaciones", según la intérprete, fue otra de las rescatadas del repertorio de su padre.

Cole se ganó al público español con la adaptación del clásico "Bésame mucho", y reconoció la belleza de la composición de la mexicana Consuelo Velázquez. La ganadora de ocho premios Grammy reconoció así su amor a la música en español, y combinó en su versión párrafos en este idioma y en inglés.

El momento más emotivo de la actuación de Cole llegó con "Unforgottable", donde de nuevo se produjo la aparición de Nat "King" Cole para cantar a dúo con su hija una de las más bellas canciones del repertorio de uno de los trovadores o "crooners" por excelencia.

El despliegue audiovisual resultó ser una sucesión de imágenes en blanco y negro que recopilaba los momentos inolvidables de la infancia de Natalie en compañía de su familia. Además se proyectó un vídeo que concluía con Nat "King" Cole extendiendo sus manos, un gesto que la cantante aprovechó para homenajear a su maestro.

Hasta el momento los temas seleccionados por Cole deambularon entre el jazz y el blues, aunque la cantante es capaz de adaptarse a otros registros y géneros con suma facilidad.

Por eso gracias a "Mr. Melody" -dedicada a los hombres- "This will be" o "Lovelly day" la artista sacó a relucir su faceta más pop, donde también aparece el rythm and blues más primitivo y el soul clásico; una manera de demostrar que existen pocas personas con la capacidad de Cole para expresar sentimientos de maneras muy distintas.

La versión mas rockera de la glamurosa solista apareció justo al final del concierto, cuando la diva interpretó "Old man", una de las canciones con las que Neil Young indagó en los caminos que existen entre el rock y el jazz.

Cole se despidió del público madrileño con una enorme sonrisa, que delataba su felicidad por haber estado presente en esta edición en Los Veranos de la Villa.

Javier Fernández Jódar