Público
Público

Los niños deberían empezar a moverse para prevenir la obesidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

El ejercicio intenso seríaespecialmente bueno para mantener delgados a los niños, aunquepasar tiempo sentado no los haría engordar.

De todos modos, siguen existiendo muchos motivos paraevitar que los chicos pasen varias horas frente al televisor,sostuvo el equipo de Ulf Ekelund, de la Unidad de EpidemiologíaMRC, en Cambridge, Gran Bretaña, dados los efectos negativospotenciales.

Entre esos problemas se incluyen la "violencia yagresividad, el bajo rendimiento escolar y una mala autoimagencorporal".

Para discriminar el papel del tiempo dedicado a distintasactividades en el aumento del peso infantil, independientementedel tiempo frente a la televisión, el equipo estudió a 1.862niños de 9 y 10 años. El 23 por ciento tenía sobrepeso uobesidad.

Con un dispositivo similar a un reloj pulsera para medir lacantidad y la intensidad de la actividad diaria de los niños,el equipo buscó una relación entre cada actividad y el tamañode cintura de cada pequeño, la cantidad de grasa corporal y elíndice de masa corporal (IMC).

Los niños informaron cuánto tiempo pasaban frente altelevisor o una computadora.

El 69 por ciento hacía por lo menos una hora de actividadfísica moderada por día y el 58 por ciento pasaba menos de doshoras diarias frente a una pantalla.

Mientras que los niños que pasaban más tiempo quietostenían circunferencias de cintura más grandes y un mayorporcentaje de grasa corporal, gran parte de esa relación podríaatribuirse al hecho de que dedicaban menos tiempo a actividadfísica moderada.

Pero el tiempo dedicado a la actividad intensa, y sucombinación con el ejercicio moderado, mostraron la asociaciónmás fuerte con el tamaño de cintura y la masa magra.

Cada 6,5 minutos de actividad intensa, como jugar a lapelota, andar en bicicleta o correr al aire libre, estuvieronasociados con 1,32 centímetros menos de circunferencia decintura. Pero 13,6 minutos de ejercicio moderado sólo redujomedio centímetro el tamaño de cintura.

Según estos datos, los niños deberían reducir elsedentarismo, aunque eso solo no sería suficiente como paraganarle a la obesidad.

"Las intervenciones deben incorporar actividades de altaintensidad para revertir la creciente epidemia de obesidad",concluyó el equipo.

Los varones hacían alrededor de media hora diaria deactividad intensa y las mujeres, 22 minutos. "No existe unarespuesta definitiva" de cuánta actividad intensa es laadecuada, añadieron los investigadores.

"Cuanta más actividad física, mejor para la salud", señalóele quipo. Pero Ekelund agregó que las personas que hacenmuchas actividades extenuantes podrían engordar si consumenmuchas calorías.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, noviembredel 2009