Público
Público

"No me ha costado nada grabar las escenas subidas de tono"

Thais Blume demuestra que 'Sin tetas no hay paraíso' no se agota con el Duque 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi cinco millones y medio de españoles vieron cómo el Duque moría en brazos de su amada Catalina. Sin tetas no hay paraíso ha supuesto una revolución en el mundo de la televisión y ha conseguido enganchar a millones de espectadores que lloraron al ver al deseado Duque desplomarse moribundo. El éxito de la serie ha supuesto el salto al estrellato de actrices hasta ahora desconocidas como Thais Blume, quien interpreta a la Cris, una joven actriz porno.

La barcelonesa admitió que de los dos finales ella prefería 'el malo'. 'Una historia tan fuerte no puede tener un final feliz. Como dice el refrán, si juegas con fuego te acabas quemando', añadió la joven actriz, quien reconoce que la experiencia de Sin tetas... ha sido 'muy bonita, gratificante y necesaria para seguir aprendiendo'.

Blume interpreta a Cris en la ficción, una actriz que se intenta abrir hueco en el mundo del porno: 'No me ha costado nada grabar las escenas subidas de tono. El equipo de la serie ha sido siempre muy respetuoso y me sentía como en familia. Además, a veces usaba un doble', aseguró en declaraciones a Diez Minutos.

Para la tercera temporada, la catalana le pide a los guionistas que su personaje pase por más 'situaciones arriesgadas e impactantes y también bonitas y verdaderas'. Durante las dos temporadas de Sin tetas... las actrices protagonistas han formado una piña, de las que Blume confesó que las 'quiere mucho'. A la pregunta de por qué el personaje de Miguel Ángel Silvestre ha tenido tanta repercusión entre las españolas, la joven actriz respondió que es por su 'dualidad como personaje, pasar de bueno a malo en un segundo y viceversa, ha contribuido a ello'.

La catalana tiene entre manos nuevos proyectos, como una obra de teatro en Barcelona, de la que todavía no puede adelantar nada, y la tercera temporada de Sin tetas..., ya que en la imagen final de la serie se podía ver a Catalina (Amaia Salamanca) entre rejas tras un rótulo en el que se leía: continuará.