Público
Público

No olviden a Haití, dice a donantes alta funcionaria de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Joseph Guyler Delva

Los donantes de ayudainternacional no deberían olvidar la situación de 600.000sobrevivientes del terremoto en Haití que aún viven encampamentos, dijo el jueves la máxima funcionaria de asistenciahumanitaria de Naciones Unidas.

Durante una visita al empobrecido país del Caribe que aúnlucha por reconstruirse tras un devastador sismo en enero de2010, Valerie Amos expresó su preocupación porque lasnecesidades humanitarias de Haití sean dejadas de lado por lospaíses ricos, que deben abordar los problemas de sus propiaseconomías.

Otros desastres, como la sequía y la hambruna que afecta amillones de personas en el Cuerno de Africa, también handemandado atención.

"Parte de mi trabajo es asegurarme de que no olvidemos aHaití (...) La situación de la gente en los campamentos todavíaes muy crítica", sostuvo Amos a Reuters en la capital haitiana,Puerto Príncipe.

La funcionaria dijo que el pedido humanitario de la ONUpara Haití este año sólo ha sido financiado a medias. Deacuerdo a cifras de la agencia de ayuda OCHA de NacionesUnidos, de los 382 millones de dólares requeridos a losdonantes este año, sólo 199 millones han sido cubiertos.

"Es una causa por la cual debemos luchar", agregó.

Aunque el número de sobrevivientes del sismo viviendo entiendas de campaña en Puerto Príncipe ha caído desde el añopasado a casi la mitad, quedando en alrededor de 600.000, Amosaseguró que estas personas aún requieren de asistenciahumanitaria.

"Tenemos que ayudar a 600.000 personas. Tenemos que mejorarel suministro de agua potable. Algunas ONG asociadas se hanretirado por la falta de fondos. De modo que las instalacionesno son tan buenas como en etapas previas", explicó.

"Es absolutamente crítico porque si no resolvemos el temade la salubridad del agua tendremos una reaparición delcólera", afirmó la funcionaria de la ONU, recordando la amenazade la epidemia que causó más de 6.300 muertos desde un brotesurgido en octubre, meses después del terremoto.

Pese a los miles de millones de dólares prometidos por losdonantes, la enorme operación humanitaria que siguió alterremoto del 2010 ha sido criticada por su lentitud en ofrecerresultados concretos, especialmente en cuanto a la remoción delos escombros y la reubicación de los sobrevivientes.

El Gobierno de Haití estimó que más de 300.000 personasmurieron en el desastre y que muchos más quedaron sin hogar.