Público
Público

El norte de Italia, en alerta por unas inundaciones que ya afectan a Venecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El norte de Italia se encuentra en estado de alerta ante las fuertes lluvias previstas para las próximas horas que pueden acarrear el desbordamiento de algunos ríos, mientras Venecia registra inundaciones en más del 50 por ciento de la ciudad debido al fenómeno del "agua alta".

Según informa el Centro para las Previsiones de las Mareas de Venecia (noreste), a la 01.40 hora local de hoy (00.40 GMT) el agua de la laguna alcanzó un pico de 144 centímetros por encima del nivel medio del mar, dejando evidentes muestras de inundación en lugares como la turística Plaza San Marcos.

Aunque queda algo lejos del récord de 194 centímetros alcanzado en 1966, este nivel de "agua alta", que prevé que disminuya en las próximas horas y que está propiciado por viento siroco que sopla con intensidad en el mar Adriático, está considerado como elevado.

La región a la que pertenece la Ciudad de los Canales, el Véneto es una de las que la Protección Civil ha puesto en alerta por las inundaciones que pueden acarrear las fuertes lluvias previstas para el fin de semana de Navidad en el centro y norte de Italia.

De hecho, en la Liguria (noroeste) las lluvias ya ha empezado a caer, provocando algunos corrimientos de tierra e inundaciones en la provincia de La Spezia, lo que ha provocado aislados retrasos en el servicio de trenes que bordea la costa noroccidental de Italia.

En la región de Emilia-Romaña (norte) se teme por los posibles desbordamientos de los ríos Parma, Enza, Secchia, Panaro y Reno, y en la Toscana (centro) un corrimiento de tierra en la autopista A15 ha provocado algunos problemas a los automovilistas ya solucionados.

En el sur italiano preocupa, sobre todo, el viento y el mal estado del mar, lo que ha obligado a interrumpir las comunicaciones marítimas entre la isla mediterránea de Sicilia y el archipiélago de las Eolias, localizadas en el mar Tirreno.

Por el momento, Italia no registra problemas en sus transportes ferroviarios ni aéreos, después de que el pasado fin de semana la nieve obligara a cerrar durante varias horas los aeropuertos de Florencia, Pisa y Bérgamo, provocando numerosas cancelaciones de vuelos.