Público
Público

Novagalicia Banco y Catalunya Banc pierden 20.000 millones en 2012

Es el segundo peor resultado en la banca española, solo superado por la también nacionalizada Bankia, que la entidad atribuye a a las provisiones y saneamientos realizados, por 8.224 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las entidades nacionalizadas Novagalicia Banco (NCG) y Catalunya Banc (CX) han publicado este martes pérdidas en 2012 que en conjunto suman casi 20.000 millones de euros y que a título individual solo han sido superadas por la también nacionalizada Bankia. Las cifras ponen de relieve la difícil situación que atraviesan algunas entidades del sistema financiero español, que está saneando su exposición al pinchazo de la burbuja inmobiliario con un rescate de Bruselas del que hasta ahora ha sido necesario utilizar algo más de 41.000 millones de euros.

Bankia, que al igual que los grupos gallego y catalán está controlado por el estatal FROB, ya anunció sus resultados correspondientes al año pasado el pasado 28 de febrero, registrando una pérdida de 19.193 millones de euros.

NCG Banco ha cerrado el ejercicio de 2012 con pérdidas de 7.938 millones, según informa la entidad en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se trata del segundo peor resultado en la banca española, solo superado por la también nacionalizada Bankia. Los números rojos de la entidad gallega multiplican por más de 42 los registrados en 2011, cuando las cuentas arrojaron una cifra de 186,2 millones en negativo.

NCG Banco ha atribuido este revés a las provisiones y saneamientos realizados en 2012 por 8.224 millones de euros, una cifra que marca 'el máximo' de saneamiento de activos acometido por la entidad para 'encarar el plan de recapitalización y reestructuración'. La cifra, agrega, 'contrasta con los 194 millones' que registró este capítulo en 2011.

El saneamiento de NGC Banco se vio acompañado por la desconsalidación de Banco Gallego (ahora en manos de Sabadell) y la transferencia de sus activos tóxicos a la gestora estatal Sareb, el banco malo. Con esta reestructuración, NCG Banco redujo el año pasado los activos ponderados por riesgo en un 40%. También disminuyó su inversión crediticia en un 36,5% al bajar el crédito a clientes desde 48.550 millones de euros a unos 30.795 millones.

La entidad presidida por José María Castellano indica que los gastos de explotación se redujeron un 1,9% el año pasado, un recorte que alcanza el 25% si se descuentan los costes de la reestructuración de la plantilla. En 2012, el banco estaba aplicando un expediente de regulación de empleo que pactó ampliar (hasta las 700 personas) con varios sindicatos. A finales del año, con el anuncio de la inyección de 5.425 millones de euros de ayudas europeas, se planteó un nuevo recorte de plantilla que finalmente derivó en un pacto (firmado en febrero) para la salida de 1.850 trabajadores.

La entidad matriz contaba, al cierre de 2012, con una plantilla de 5.705 empleados y una red de 844 oficinas, de las que 18 estaban en el extranjero; 170 corresponden a la red de EVO y 656 a la de Novagalicia (la que opera en Galicia, Asturias y León). Desde 2010, el ajuste de personal ha provocado la salida de 2.011 trabajadores y se han reducido en 528 las sucursales. En concreto, en 2012 se cerraron 212, de las que 161 se encontraban fuera de Galicia.

Por su parte, Catalunya Banc ha cerrado 2012 con un resultado atribuible negativo de 11.855 millones de euros frente a un saldo negativo de 1.335 millones en 2011, esto es, casi diez veces más. Estos resultados recogen pérdidas por el deterioro de activos de distintas partidas por importe cercano a 10.000 millones de euros además de provisiones por importe de 1.440 millones. El margen de intereses de Catalunya Banc subió un 10,6% a 511 millones de euros pero el margen bruto bajo un 16% a 987 millones de euros.

En un comunicado, la entidad ha atribuido el grueso de las pérdidas a que el traspaso de activos inmobiliarios a la Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) tuvo un descuento en el precio del 59%, de 16.496 millones a 6.708 millones. A ello hay que añadir los costes de reestructuración de la entidad establecidos en el plan aprobado por Bruselas, que ya han sido dotados por 1.250 millones.

CatalunyaCaixa calcula completar 'el grueso' de su reestructuración en 2014, y ha destacado la evolución positiva de su negocio financiero, con un margen de intereses que creció un 10% en 2012, y que en el primer trimestre de 2013 ha avanzado un 20% respecto a diciembre, situándose en 129 millones.